Codorníu ha presentado su nueva marca Codornew para atraer a las nuevas generaciones. Tras el reciente lanzamiento de Viñas de Anna, el primer vino de la historia amparado por Codorníu, la bodega centenaria sigue su plan de innovación en el mercado de vinos y cavas de calidad, presentando la nueva marca Codornew. Esta original firma juega con el logotipo clásico de Codorníu, dándole un giro anglosajón a su última sílaba.

La marca Codornew englobará una completa gama de productos inspirados en la tradición enológica de una marca como Codorníu. El target de clientes potenciales definido por la marca es la generación Millennials, jóvenes que actualmente abarcan la franja de 25 a 40 años, y que representan el 30% de la población de consumidores de vino del mundo.

El primer lanzamiento que protagoniza Codornew es Frizz 5.5, un vino blanco de burbuja chispeante (frizzante), de baja graduación alcohólica (5.5% vol.) y aromas florales. A diferencia del resto de productos bajos en alcohol del mercado, Frizz 5.5 se obtiene a partir de vinos que han fermentado en su totalidad, dando como resultado un producto con aromas más intensos y de mayor cuerpo. Frizz 5.5 sale al mercado en dos versiones 100% monovarietales: verdejo y albariño.