De la indefinición a la consolidación. Tras unos años de crisis, negativos para el mercado de aguas envasadas y un año de estabilización-indefinición, 2014 se puede decir que ha sido el ejercicio de la recuperación y el despegue basada en una clara recuperación del consumo. De acuerdo con los datos facilitados por la consultora IRI para el TAM abril de 2015, el mercado de aguas envasadas aumentó su volumen de ventas en un 2,9% (hasta alcanzar los 3.411 millones de litros) e incrementó su valor en un 3,4% (llegando a los 769,4 millones de euros).

De esta forma, en los cuatro últimos ejercicios, pese a los vaivenes, el volumen de ventas de este mercado ha avanzado un 3,2% (más de 107 millones de litros) y su valor lo ha hecho del orden de un 4,8% (35 millones de euros). Positiva evolución es corroborada también por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) al apuntar un crecimiento en los últimos datos hechos públicos del 1,7% en volumen (2.380,3 millones de litros), lo que supone un consumo per cápita de 53 litros anuales (teniendo en cuenta que son datos para las ventas en gran consumo, excluido el canal horeca).

La lectura de los datos facilitados por IRI, para el periodo abril 2015 también apunta, además de a una recuperación del consumo, a una reactivación de las marcas de fabricante como queda reflejado en el mayor incremento experimentado por el valor de la categoría frente al avance del volumen de ventas. A ello también ha contribuido la tendencia hacia formatos más pequeños y cómodos de llevar frente al aumento de los grandes formatos de años pasados, y las aguas minerales saborizadas (con zumo de frutas) impulsadas por Danone y que han abierto una nueva categoría en el mercado.

Parece por tanto, que los efectos de los años de crisis económica que produjeron un trasvase de las ventas de las marcas de fabricante a las marcas de distribuidor y de los formatos pequeños a los más grandes, comienzan a diluirse. Todo apoyado en la concienciación del consumidor por buscar su bienestar a través de la adquisición de hábitos saludables (en donde esta categoría tiene mucho que decir) y en las inversiones realizadas en INNOVACIÓN (con mayúsculas) por parte de los fabricantes, y cuyos resultados se empiezan a comprobar –como se ha señalado- en el impulso que está tomando la nueva categoría de aguas saborizadas.

Mayoritariamente sin gas

Las aguas embotelladas sin gas siguen siendo las preferidas mayoritariamente por los consumidores españoles. Del total del mercado (3.410,9 millones de litros), el 98% del volumen de ventas (3.343 millones) fue de agua embotellada sin gas. Mientras que en valor la participación es algo menor (el 94,5%). En cuanto a la evolución durante el periodo analizado, el comportamiento de ambas categorías fue muy similar. Las aguas embotelladas sin gas incrementaron su volumen de ventas en un 2,9% (casi 10 millones de litros más) y las con gas lo hicieron en un 3,8% (2,5 millones de litros). En valor, el crecimiento fue mayor el de las primeras con un 3,4% y 25 millones de euros más, frente al 2,9% de las segundas (1,2 millones de euros por encima del valor conseguido en el mismo periodo del año anterior).

El ranking de fabricantes por cuotas en volumen y valor de ventas del mercado de aguas envasadas para el TAM abril de 2015 siguió liderado por las Marcas de Distribuidor (MDD) al obtener el 43,2% (1.473,5 millones de litros) del volumen de ventas total y el 28,7% del valor (220,8 millones de euros), cifras que suponen un descenso en volumen de 2,1 puntos porcentuales (alrededor de 30 millones de litros menos) y de 1,6 puntos en valor (3,5 millones de euros). El primer fabricante privado sigue siendo Danone con el 12,7% del volumen total de ventas (433,2 millones de litros) y el 21,2% del valor (161,7 millones de euros), pese a haber retrocedido ligeramente (tres y dos décimas porcentuales, respectivamente). Pascual ocupa la tercera posición con el 7,7% del volumen (262,6 millones de litros) y el 12,1% del valor (93 millones de euros), en su caso con avances de tres y seis décimas. Tras los tres primeros se sitúan Nestlé, con el 8% del volumen y el 10% del valor; Mahou-San Miguel, con el 3 y el 6,1% respectivamente; y Vichy, con un 1,3 y un 3,4%.

Como se ha adelantado, la principal categoría del mercado –las aguas embotelladas sin gas- tuvieron un recorrido positivo en el TAM abril de 2015 del 2,9% en volumen (94 millones de litros más) y del 3,4% en valor (casi 25 millones de euros), para alcanzar los 3.343,9 millones de litros y los 727 millones de euros. 

La marca líder de la categoría es Font Vella con el 9,2% del volumen (307,6 millones de litros) y el 15% del valor (112,7 millones de euros), con un ligero retroceso en volumen de dos décimas y en valor de medio punto porcentual. Le siguen Bezoya con el 7,9% del volumen (264,2 millones de litros) y el 13% del valor (94,5 millones de euros) –con tres y seis décimas de incremento con respecto al mismo periodo del año anterior-, y Aquarel con el 6,2% (207 millones de litros) y el 7,8% (56,7 millones de euros) –y tres décimas menos- respectivamente. Solán de Cabras (3 y 6,5%), Lanjarón (3,2 y 5,2%), Viladrau (1,8 y 2,2%) y Aquabona (1,9 y 2%) cierran las siete primeras posiciones de un ranking en el que el conjunto de las MDD y otras marcas, con cuotas inferiores a un 1% tanto en volumen como en valor, agrupan el 64,3% del volumen total (2.150,2 millones de litros) y el 45,2% del valor (328,6 millones de euros).

Las saborizadas avanzan más del 50%

Dentro de la categoría las aguas envasadas sin gas se encuentra el segmento de aguas saborizadas. Un segmento de aparición reciente y que está consiguiendo, además de crearse un espacio como categoría con entidad propia, una dinamización del mercado en su totalidad.

En el periodo analizado, las aguas envasadas sin gas y con sabor añadieron a su volumen de ventas la nada desdeñable cifra del 53,7% (más de 5,4 millones de litros) incrementando su valor en un 51,5% (4,3 millones de euros más), fijando el volumen total de ventas del segmento en los 15,4 millones de litros y su valor en los 12,5 millones de euros.
Este crecimiento impulsó el del conjunto de la categoría y se unió a la tendencia alcista que también dibujó el segmento de las aguas sin gas y sin sabor: un 2,7% en volumen y un 2,9% en valor.

Por marcas, el segmento de aguas saborizadas lo lidera –como no podía ser de otra forma al ser una de sus "creadoras"- Font Vella Levité sin gas que aglutina el 50,6% del volumen total de ventas (7,8 millones de litros) y el 55,8% del valor (7 millones de euros), con unos incrementos con respecto al mismo periodo del año anterior de casi 16 puntos porcentuales en volumen y de 16,7 en valor). Incrementos que le traspasa su "hermana" Font Vella, que pierde esos mismos puntos y obtiene el 26,8% del volumen y el 29,1% del valor. La tercera posición, a mucha distancia de las dos primeras, es para Vichy Catalán saborizada con gas con un 1,6% y un 4,3%, respectivamente.

Puede leer el informe de mercado completo en el nº 1625 de la revista ARAL.