El Juzgado Mercantil nº 1 de A Coruña ha ordenado el cese cautelar de la comercialización de tónica Schweppes fabricada en el Reino Unido.

Además, se ha ordenado el precinto y depósito de tónicas Schweppes fabricadas en Reino Unido que la compañía de Refrescos de Atlántico tenía en sus dependencias debido a que dichos productos son considerados comercio ilícito.

Así, se ha procedido al precinto de más de 15.000 botellas de tónica Schweppes no fabricadas en España por Schweppes S.A., único titular legítimo de la marca en España.

La comercialización de productos identificados por una marca registrada en España que sean fabricados por otra compañía que no tiene derechos marcarios en el territorio español, es considerada una infracción marcaria.

El decomiso de producto se ha realizado por una infracción mercantil de derecho de marca, todo ello dentro del respeto al marco jurídico europeo, según explica Schweppes en un comunicado.