Diageo ha rediseñado la botella de su ginebra Tanqueray Nº Ten, inspirándose en la era Art Decó. Estilizada y elegante, recuerda a las cocteleras clásicas, configurada por diez caras que la recorren y que se unen en su base formando un exprimidor de cítricos.

La nueva imagen es una muestra del carácter de Tanqueray Nº Ten; internacionalmente reconocida por su carácter, debido principalmente a su elaboración con cítricos frescos, que la convierte en la base ideal de la alta coctelería y muy especialmente del Martini.  El cristal verde refleja sofisticación, mientras el sello rojo de cera imprime su huella. 

En sus seis meses de vida, la nueva botella ya ha sido galardonada con dos condecoraciones internacionales: una doble medalla de oro al Diseño en la San Francisco World Spirits Competition 2014 y, más recientemente, el premio en la categoría de Diseño del Packaging en The International Food and Beverage Creative Excellence Awards (The FAB Awards).

Tanqueray Nº Ten tiene en palabras de los responsables de la marca "un suave sabor aterciopelado, una mezcla equilibrada de enebro y cítricos frescos con una dulzura subyace". Este destilado también destaca porque contiene naranjas frescas, pomelos y limones en su corazón. En definitiva, una combinación de frutas enteras y productos botánicos escogidos de diferentes partes del mundo, incluyendo cilantro y camomila.