El segmento de las ginebras subió cerca de un 7% debido a la imparable moda del gin tonic, según Rives, especializada en producción y distribución de destilados, espirituosos, licores y concentrados sin alcohol. Ello se produce frente a la caída generalizada del consumo de bebidas de alta graduación, que bajó un 6% en el último año y acumula una retroceso del 40% por el impacto de la crisis y el alza de impuestos especiales.

De esta forma, España se posiciona como tercer consumidor mundial de ginebra; pero además, no de cualquier tipo. Según la legendaria marca, con alrededor de tres millones de cajas vendidas, nuestro país es un potente consumidor de ginebras de alta gama, o lo que es lo mismo, ginebras de alta calidad y cuidada elaboración para obtener un destilado perfecto.

En este mercado dominado por la marcas británicas, Rives da un paso al frente con su nueva Rives 1880, una Gin Premium que, mediante el tradicional método London Dry Gin, tridestila por primera vez alcohol de grano con una decena de botánicos seleccionados.