España cerró 2016 reduciendo sus exportaciones de vino, más en términos de volumen (-7%) que de valor (-0,2%), con un precio medio al alza. Supusieron 2.226 millones de litros por valor de 2.635,3 millones de euros. En términos absolutos, se han exportado 167,2 millones de litros menos que en 2015, facturándose 5,9 millones de euros menos. El precio medio asciende hasta los 1,18 euros por litro.

Menos presionados, gracias a cosechas de los tres últimos años más cercanas a las medias y no excesivamente abundantes, los vinos españoles han descendido el volumen exportado, por caída, sobre todo, de los vinos a granel sin indicación, no compensadas por la buena marcha de los vinos con denominación de origen envasados, de los vinos con indicación de variedad, tanto envasados como a granel y de los vinos de aguja.

Por tipo de producto, los vinos con DOP envasados registran un crecimiento en 2016 del 1,6% tanto en volumen como en valor, alcanzando los 364,9 millones de litros por valor de 1.217,6 millones de euros, con un precio medio estable en los 3,34 euros por litro, el segundo más elevado tras los 3,70 euros por litro de los vinos de licor. Las cifras alcanzadas por los vinos con DOP suponen un récord histórico, que refuerza la idea de que, poco a poco, son las marcas españolas de vino las que van conquistando los mercados internacionales.

Buena marcha también para los vinos con indicación de variedad, tanto envasados, como a granel, que crecen por encima del 20% tanto en valor como en volumen, así como para los vinos de aguja, cuyas exportaciones aumentan un 27,4% en valor, hasta los 28,2 millones de euros y un 23,3% en volumen, hasta los 19,5 millones de litros, con un precio medio de 1,45 euros por litro ( 3,3%).

En el lado negativo, son los vinos a granel sin ninguna indicación quienes lideran las pérdidas, con caídas del -15,9% en volumen, habiéndose exportado 183,6 millones de litros menos que en 2015 y del -7,5% en valor (-28,7 millones de euros). También contribuyen a la caída global los vinos espumosos (-3,5% en valor y -1,2% en volumen) y los vinos con IGP envasados (-2,8% en valor y -12,9% en volumen).

Alemania es el principal destino para los vinos españoles en términos de valor, seguida de Reino Unido. Destaca el crecimiento en euros registrado en 2016 en Estados Unidos ( 7,5%), Irlanda ( 17,6%), México ( 5%) y, sobre todo, en China ( 26,7%). Los principales destinos para los vinos españoles en volumen siguen siendo nuestros vecinos productores: Francia, Alemania, Portugal e Italia, con Reino Unido en la tercera posición. Las mayores pérdidas en este caso se registran en Italia, Portugal y República Checa.

Si a los vinos añadimos las exportaciones de otros productos como vermut, mostos y vinagres, las exportaciones conjuntas alcanzaron el pasado año los 2.915,9 millones de euros por la venta de 2.757,4 millones de litros, a un precio de 1,06 €/l.