Después de seis años de caída de ventas, en 2014 Aguas Font Vella y Lanjarón volvía a la senda del crecimiento; un resultado positivo que revalidaba en 2015. El cambio de tendencia es achacable, sobre todo, a su fuerte apuesta por la innovación en hidratación infantil y las bebidas refrescantes, tal como explica en la entrevista con ARAL, su director comercial, Josep Domínguez. Satisfecho de que la compañía haya tenido la capacidad de romper la tendencia de decrecimiento y conseguido el objetivo de hacer crecer la categoría, Domínguez, al frente de la Dirección Comercial de la compañía desde enero de este año, cuenta con una trayectoria de más de 5 años en el área de ventas de la división de Aguas del Grupo Danone. Sobre las previsiones para este año, se muestra optimista del desarrollo del mercado e indica que están "trabajando para consolidar el crecimiento de 2015 liderando la categoría a través de la innovación y de la excelencia en las relaciones con nuestros clientes".

- ¿Qué balance puede hacer de esta evolución? ¿Qué cuota de mercado han logrado obtener en este último año?

Como compañía líder en la categoría de agua mineral natural, hemos tenido la capacidad de romper la tendencia de decrecimiento que habíamos padecido antes de 2014. Desde hace ya dos años, hemos visto claros signos de mejora en el mercado y hemos conseguido el objetivo de hacer crecer la categoría, sobre todo en el canal fuera del hogar, ya que el sector turismo también se está recuperando. Como líderes de la categoría, Font Vella y Lanjarón tiene la misión de desarrollarla aportando valor y eso lo conseguimos buscando la mejor solución para el consumidor a través de la constante innovación y adaptando nuestra oferta a los distintos canales.

En Aguas Font Vella y Lanjarón, compañía líder en la categoría, hemos cerrado 2015 con un 22% de cuota de mercado en valor (Fuente IRI). Nuestro buen resultado se debe sobre todo a nuestra fuerte apuesta por la innovación en hidratación infantil y las bebidas refrescantes. En cuanto a los canales, en la compañía a día de hoy nuestro peso está bastante equilibrado, con un 60% en el canal retail y 40% en el canal horeca.

- La empresa está cosechando ahora buenos resultados gracias a su apuesta clara por la innovación tanto en bebidas saludables como en pequeños formatos... ¿El ejemplo que supone Font Vella demuestra que la innovación es el camino para hacer frente al avance de las MDD en las compañías del sector de alimentación y bebidas?

Desde hace varios años, la estrategia de Aguas Font Vella y Lanjarón se basa en innovar, mejorar la hidratación infantil y ofrecer la mejor experiencia de compra. En cuanto a la innovación, escuchamos a nuestros consumidores para cubrir sus necesidades e incluso nos adelantamos a ellas. Un buen ejemplo de ello es la amplia gama Font Vella Levité que une los beneficios del agua mineral natural y los sabores de los zumos de frutas. Así damos soluciones distintas a aquellas personas que buscan alternativas a los refrescos que hay en el mercado. En cuanto a la hidratación infantil, sabemos que en España casi un 90% de los niños tiene que mejorar su hidratación y nos sentimos en la obligación de que esto cambie. El lanzamiento del formato Font Vella Kids, ha sido un éxito de mercado ya que además de recibir distintos premios, las cifras avalan su gran acogida. Hemos conseguido estar presentes en más de un millón y medio de hogares convirtiendo una botella de agua en algo muy atractivo que ayuda a que los niños se hidraten más y mejor. Y en cuanto a la experiencia de compra, trabajamos cada día para que sea cada vez más divertida y atractiva y lo hacemos creando estrategias con nuestros partners de distribución en un sector en el que aún tenemos mucho por hacer.

Puede leer la entrevista completa en el nº 1.631 de ARAL