González Byass y Grupo Emperador han finalizado el proceso de compra de las marcas Domecq y Pedro Domecq a Pernod Ricard, tras el visto bueno de las autoridades de competencia en México. La operación, que se anunció el pasado mes de diciembre, se ha cerrado por un total de 81 millones de euros.

La operación se llevará a cabo a través de Bodega Las Copas, empresa conjunta entre Grupo Emperador y González Byass, que refuerza la actividad que ya venían compartiendo en la elaboración de brandy para el mercado filipino y que cuenta con 275 hectáreas de viñedos en Toledo, una destilería en Tomelloso y un núcleo bodeguero en Jerez de la Frontera.

El negocio tiene su principal mercado en México a través de las marcas de brandy Presidente, Don Pedro y Azteca de Oro, así como una bodega de vinos en Baja California. El acuerdo también incluye, entre otros, los intereses empresariales en Estados Unidos y Brasil, además de Benelux, donde se comercializa vino de Jerez con la marca Domecq.