Williams & Humbert actualiza la imagen de su emblemático brandy Solera Gran Reserva apostando por un diseño moderno y elegante. La nueva presentación tiene un enfoque más contemporáneo al tiempo que conserva los orígenes de un diseño cuya creatividad es parte del legado de la compañía jerezana.

El cambio de packaging incluye la renovación iconográfica de la botella, elaborada con cristal y en la que destacan unas aristas en la base. El cierre con tapón de corcho mantiene su color rojo pero cobra más protagonismo con su tamaño, forma y el grabado del escudo de la Casa de Alba.

La etiqueta es ahora transparente con el nombre de la marca en su rotulación casi original junto a la firma del propio Gran Duque de Alba y, aunque desaparece el lacre, la botella mantiene su característica cinta roja.

Con este restyling, Williams & Humbert evoluciona una de sus marcas más reconocidas y prestigiosas, reafirmando su apuesta por el mercado del brandy de Jerez, tanto a nivel nacional como internacional. Según Jesús Medina, director de la compañía, “el nuevo formato le aporta una distinción especial, posicionándolo en una línea más moderna con el objetivo de cautivar a otros públicos y adaptarse a las actuales tendencias de consumo en el sector de los espirituosos”. En este sentido, la presentación del flamante diseño del brandy Gran Duque de Alba estará apoyada por una importante campaña de marketing.