Heineken España ahorró 140 millones de litros de agua en 2015, cantidad equivalente al contenido de 92 piscinas olímpicas y que supone una reducción del 3,5% con respecto a 2014. La compañía avanza así en la consecución de su estrategia 'Brindando un mundo mejor'que recoge sus compromisos a 2020 en materia de sostenibilidad.

La protección de las fuentes de agua es una de las seis áreas de actuación clave de la compañía, que dedica importantes recursos a su preservación. En línea con ello, el pasado año invirtió un millón de euros para reducir el consumo en sus fábricas de Sevilla, Madrid, Valencia y Jaén. Como resultado de estos esfuerzos, ha ido reduciendo progresivamente su uso hasta alcanzar los 3,81hl/hl en 2015, cifra que representa el 22% menos que en 2008 y que acerca a la compañía a su objetivo de 3,3hl/hl en 2020.

Según Mauricio Domínguez-Adame, director de RSC de Heineken España, "la sostenibilidad es un área clave en nuestra estrategia de negocio, que está presente día tras día en todas nuestras actividades. La entendemos como una filosofía global que nos lleva a trabajar constantemente en el desarrollo de nuevos proyectos, no sólo para minimizar nuestro impacto en el entorno, sino también para mejorar la economía y la calidad de vida de nuestras comunidades".

Reducción de CO2 y equipos eco-eficientes

La huella de carbono es otras de las áreas de actuación de la compañía en materia medioambiental. En su esfuerzo por reducir las emisiones CO2 y combatir el cambio climático, la compañía impulsa el uso de energías renovables. Este el caso del biogás, cuyo uso incrementó el 69% sólo en 2015.

Los clientes de hostelería de Heineken cuentan ya con 125.000 sistemas de refrigeración de última generación, que les han permitido ahorrar más de 13 millones de euros en sus facturas desde 2011

Por su parte, el enfriamiento de la cerveza supone el 23% de su huella de carbono. Para minimizarla, Heineken trabaja en el desarrollo de iniciativas como Green Cooling, un sistema de frío eco-sostenible que permite ahorros energéticos de entre el 15% y el 75%. Sólo en 2015, destinó 22 millones de euros a su implantación, cifra que asciende a 94 millones de euros desde 2011. En esta misma línea, destaca también David Green, uno de los sistemas más innovadores y sostenibles para el enfriamiento de barril con tirador, que permite reducir entre el 30% y el 40% las emisiones de CO 2 , con ahorros energéticos de hasta el 70%.

Vínculo con agricultores locales y compras sostenibles

A través de su actividad, Heineken persigue generar riqueza en su entorno inmediato. En línea con este compromiso, la compañía presta una especial atención a las compras locales, siendo el 90% de sus proveedores en 2015 locales, porcentaje que se eleva hasta el 96% en el caso de las materias primas.

En el ámbito agrícola, el desarrollo local de una agricultura sostenible es el principal reto de la compañía que, en 2015, superó los objetivos marcados con el 71% de la cebada y el 54% del lúpulo aprovisionados de forma sostenible.