El incremento de consumo de la sidra en casi un 4% ( 3,8) de junio de 2014 a julio de 2015 –según los últimos datos oficiales publicados por Magrama- ha sido acogido con gran satisfacción por parte del Consejo Regulador DOP Sidra de Asturias que ve en este indicador una consolidación de los datos positivos que se vienen registrando desde hace dos años.

De hecho, según los registros del propio Consejo Regulador, durante este mes de agosto de 2015 las ventas han crecido un 5% respecto a agosto de 2014, mes en el que crecieron de forma espectacular un 20% respecto al mismo periodo de 2013, lo que pone en evidencia que se trata de un producto de tendencia que se está asentando en las preferencias de los consumidores.

La imagen "positiva", "renovada" y "moderna" que se percibe de este producto es otro factor que está propiciando el aumento de sus ventas, sobre todo, entre el público joven, segmento de la población en el que ha crecido considerablemente el consumo. La Denominación de Origen Protegida Sidra de Asturias cuenta con 23 lagares, 274 cosecheros y 563 hectáreas registradas y auditadas, con unas plantaciones de manzano con 22 variedades autorizadas en el Reglamento de la denominación de Origen Protegida.