Las alternativas de las bebidas y refrescos bajos o sin calorías representan actualmente el 35% del volumen total de ventas del portfolio que Coca-Cola comercializa en España.

La compañía explica que este dato es fruto de un proceso iniciado hace ya tiempo con la finalidad de ofrecer a los consumidores diferentes opciones "para que sean ellos los que, en cada momento, puedan elegir la bebida que más se adecua a sus necesidades". Esto ha supuesto que Coca-Cola en España pueda cumplir, desde finales de 2014 con el lanzamiento de Nordic Mist Tonic Water Zero Calorías, su compromiso de ofrecer una versión baja o sin calorías en toda la gama de sus bebidas.

La cantidad de calorías por litro aportadas por los productos de Coca-Cola a la dieta de la población en España se ha reducido un 8,74% respecto a 2013 y un 32% con respecto al año 2000, pasando de las 391 kcal por litro de entonces, a las 286 kcal por litro de 2013 y las 261 kcal por litro en 2014.

La empresa lleva años realizando un esfuerzo en la innovación y el apoyo y difusión de los valores nutricionales de todas sus bebidas, "lo que hace que el consumidor pueda elegir entre todas ellas y que, de esta forma, las nuevas bebidas bajas o sin calorías supongan una opción real en su dieta diaria", aseguran desde la compañía.