Leche Celta, una de las principales compañías del sector lácteo en España y de referencia en la industria láctea gallega, se adapta al estado de alarma excepcional decretado por la crisis del coronavirus y mantiene el funcionamiento de su cadena productiva con el objetivo de garantizar a los ciudadanos españoles el suministro de sus productos, considerados de primera necesidad.

Con el fin de evitar que la propagación del virus afecte a su normal productividad, Leche Celta ha aplicado una serie de medidas para mantener la seguridad de sus empleados en la fábrica como en los ámbitos de su vida personal. Entre las normas adaptadas, se dispone que los trabajadores comprueben su temperatura antes de acudir al puesto de trabajo, lavarse las manos con jabón frecuentemente y mantener la distancia de seguridad de dos metros con cualquier compañero o persona que se encuentre en el área de trabajo y en las zonas comunes.

La alta demanda de alimentos registrada en las últimas semanas también ha obligado a Leche Celta a anticiparse en los innumerables procesos de carga y descarga de sus productos, tomando también las medidas pertinentes en esta fase vital de su ciclo productivo. En este sentido, establecen como obligatorias una correcta desinfección de las manos antes de realizar intercambios de documentación, medir la temperatura corporal e impedir el acceso a todas las zonas comunes a todo personal ajeno a Leche Celta. No obstante, la empresa ha habilitado baños exclusivos para los transportistas, situados en el exterior de las instalaciones logísticas con la idea de preservar su seguridad y en aras de seguir las recomendaciones aportadas por las autoridades sanitarias para evitar los contagios, además de otras medidas adicionales.

En estas circunstancias extraordinarias, Leche Celta ha reafirmado "su agradecimiento a las plataformas logísticas y a los transportistas, atendiendo al papel tan importante que tienen en estos momentos por la tarea fundamental que siguen desempeñando para asegurar el suministro de un producto de primera necesidad a las familias".