Osborne anuncia que acaba de formalizar la venta de su finca en Malpica de Tajo (Toledo). La operación se encuadra dentro del Plan Estratégico de la compañía, que prevé vender activos no estratégicos como son los secaderos de jamón adquiridos a Consorcio de Jabugo -que ya se vendieron en 2019- o la finca de Malpica de Tajo -cuya venta se acaba de formalizar-. Desde la empresa se señala que esta desinversión cumple con un doble objetivo: "mejorar la rentabilidad de la marca Solaz y reforzar la estructura financiera de la compañía".

Osborne indica que mantiene su apuesta por el negocio del vino y específicamente por la marca Solaz, hasta ahora elaborada en la bodega de Malpica de Tajo. Solaz es una marca consolidada en más de 20 países, en los que alcanzó unas ventas anuales de 2,5 millones de botellas, y goza de una presencia especialmente relevante en Alemania donde es la segunda marca de vinos del segmento premium más vendida y el líder en la categoría “Bio”. Para conservar fielmente el estilo y calidad de estos vinos, desde Osborne añaden que recurrirán en el futuro "a los mejores proveedores, asegurando así la consistencia que ha caracterizado a Solaz desde su lanzamiento hace casi 20 años".

Osborne es propietaria de marcas como el jamón de bellota 100% ibérico Cinco Jotas, los vinos de Rioja de Bodegas Montecillo, el brandy de Jerez Carlos I o la ginebra Nordés, entre otras. Actualmente, está presente con sus distintas marcas en más de 50 países. La compañía complementa su negocio de elaboración y comercialización de sus propias marcas con la distribución en España de marcas de terceros como el champagne Piper-Heidsieck, Brockmans Gin, Russian Standard Vodka, Zubrowka Vodka, Ron Flor de Caña, Passport Scotch Whisky, Disaronno y Tía María. Así mismo, es propietaria del mítico Toro de Osborne.