Pascual presenta su Compromiso Nutrición con la población infantil con el lanzamiento de los primeros batidos formulados en base a los criterios de alimentación recomendados para los centros educativos, marcados por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) en colaboración con las Consejerías de Sanidad de las CCAA y las sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética más representativas del panorama nacional.

La nueva fórmula de los Batidos Pascual va más allá de la reducción de azúcar para cumplir con el resto de los criterios nutricionales para esta categoría de producto: no utilizar edulcorantes; una tasa menor del 35% de grasas y menor del 10% de grasas saturadas; una cantidad menor de 0,05g de sal y un máximo de 200kCal. El perfil nutricional infantil más exigente creado hasta el momento.

Tal y como explica Elena Garea, directora de Nutrición y Salud de Pascual, los niños en edad escolar son un grupo de población que debe recibir una especial atención en cuanto a su alimentación. “En Pascual hemos reformulado nuestros batidos para responder a los retos de la alimentación saludable que esta generación necesita. Los lácteos son parte esencial de una alimentación variada y equilibrada y están incluidos como pieza fundamental en la Pirámide NAOS. Los nuevos Batidos Pascual son lácteos adaptados a las necesidades nutricionales infantiles, con buen sabor y que equivalen a 1 de las 3 porciones que debemos tomar al día. La nueva receta contiene menos azúcares añadidos, es baja en grasas saturadas y sal, fuente de calcio y proteína, no utiliza edulcorantes y está elaborada con leche de bienestar animal”.

Los Batidos Pascual de 200 ml equivalen a una porción de lácteos de las tres diarias recomendadas y están elaborados con leche de Bienestar Animal.