La planta de Coca-Cola European Partners (CCEP) en A Coruña ha sido galardonada en la primera edición del premio CCEP/WEBU Safety Award. Se trata de un premio anual con el que Coca-Cola European Partners y The Coca-Cola Company (Western Europe Business Unit) quieren galardonar a la planta embotelladora de Europa Occidental que más ha destacado por su puesta en marcha de mejoras y actividades de seguridad.

En concreto, la planta de A Coruña ha sido reconocida por su sobresaliente política de seguridad laboral, que ha conseguido mantener a ‘cero’ el número de accidentes laborales con baja durante los últimos tres años, así como la permanente innovación en protocolos, actuaciones y equipamiento para mantener y garantizar la seguridad de todos sus trabajadores.

Pedro Vinhas, VP Supply Chain Coca-Cola European Partners Iberia, ha querido expresar la satisfacción con la que los trabajadores han recibido este galardón. “Este premio reconoce el trabajo diario de un equipo de 200 personas que trabajan en esta planta. Todos ellos muestran cada día su compromiso para hacer de esta planta un lugar más seguro y mejor para trabajar. Son ellos los que, con sus aportaciones, han permitido conseguirlo”. Asimismo “este premio muestra nuestro compromiso con crear entornos de trabajo seguros y con mejorar las comunidades en las que operamos, a la vez que impulsa nuestra mejora en el día a día”, ha concluido.

Los trabajadores y responsables de la planta han recibido este galardón de manos de José Antonio Echeverría, Customer Service & Supply Chain Officer de Coca-Cola European Partners, y de Bruno Van Gompel, Technical and Supply Chain Director de Coca-Cola Western Europe.

En los últimos años, la planta ha llevado a cabo diversas actuaciones que han conseguido reducir los riesgos laborales, como la instalación de protecciones físicas en los puntos de interacción entre personal a pie y vehículos, la mejora de las plataformas y accesos a las máquinas de producción, así como el rediseño de espacios y viales en el almacén logístico. Además, se ha reforzado el programa de concienciación de empleados, así como las reuniones semanales en las que se analizan las mejores prácticas y se buscan alternativas para mejorar los procesos.