Puleva, refuerza su compromiso con la reducción de azúcar añadido en su gama de productos. El 85% de los productos de la compañía no lleva azúcar añadido y, en el 16% que sí lo contiene, se ha conseguido una disminución global del 45%, tres veces más del compromiso adquirido por el conjunto del sector con las autoridades sanitarias.

De este modo, los productos de la marca de consumo frecuente que aún lo contienen aportan por ración un escaso 5% de la cantidad diaria recomendada como máximo por la Organización Mundial de la Salud.

En 2018, FENIL (Federación Nacional de Industrias Lácteas) y AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición) alcanzaron un acuerdo por el que los fabricantes de lácteos se comprometían a reducir, en 2020, un 10% de la presencia de azúcares añadidos en los productos lácteos de consumo habitual y un 5% en los de consumo ocasional.

Dos años antes de la firma del citado acuerdo, Puleva fue una de las primeras compañías en empezar a reducir la presencia de este compuesto. Así, referencias de gran aceptación que contenían azúcar añadido, como Puleva Peques, se han reformulado y actualmente ya no contienen azúcar añadido.