Según un estudio realizado por Morning Consult para IBM el pasado mes de noviembre, un 90% de los españoles quiere comer alimentos producidos con métodos éticos y que respeten el medio ambiente, además a un 73% no les importa pagar al menos un 5% más por ello.

En cuánto a los motivos, en primer lugar aparecen las razones de salud, en segundo dar un trato y pago justo a los granjeros y agricultores, en tercero, utilizar métodos sostenibles para mantener la buena salud del suelo agrícola y, por último, reducir los desperdicios.

Los resultados del estudio, realizado a más de 2.000 personas, indicaron que el 77% de los encuestados españoles quiere conocer más detalles a la hora de escoger un alimento sobre otro como qué tipo de cultivo ha realizado el agricultor y si sus métodos contribuyen o no a evitar la degradación del suelo. Esto se debe a que más de un tercio aseguró que en los supermercados no disponen de información suficiente para comprar productos “éticos”.

Por otro lado, un 65% tendrán en cuenta la sostenibilidad de los métodos de producción de los alimentos que compren para las comidas y cenas de Navidad. Además, un 59% aseguró además que la tecnología blockchain le ofrecería confianza a la hora de consultar la información que necesita sobre un producto a través del escaneo de un código QR a través de su teléfono móvil.

Otro de los datos que arroja el estudio es la preocupación por los desperdicios alimentarios (el 87% de los encuestados en España) lo que llevó a la inmensa mayoría de participantes (90%) a asegurar que era más propicio a comprar en los supermercados donde sabía que se hace una buena gestión de dichos desperdicios. En este sentido, el estudio refleja que a un 89% le gustaría que los supermercados respondieran más rápido a las tendencias alimenticias de los consumidores.