"Con la llegada de la pandemia hemos adquirido una serie de nuevos hábitos diarios y sociales que han afectado a nuestra forma de consumir y socializar y que mantenemos en la nueva normalidad", explican desde Kantar..Para la consultora, a pesar de que desde que se instaurase la nueva normalidad mantenemos estable nuestro ritmo de ingestas -alrededor de 28 actos de consumo por individuo a la semana tanto dentro como fuera de casa-, ante nosotros se dibuja un nuevo mapa de consumo de alimentos y bebidas en el que hemos trasladado a casa ocasiones que antes llevábamos a cabo fuera.

El trasvase a casa hace crecer al delivery por encima del 31% versus 2019

Ahora las comidas entre semana en el domicilio se ven favorecidas por el aumento del teletrabajo, la presencia de más miembros de la familia en el hogar y una nueva socialización. En concreto, en lo que respecta a las comidas que hacemos entre semana, se han creado 10,8 millones de ocasiones semanales nuevas en casa.

20201007a.jpg

Este traslado de ocasiones de consumo de fuera hacia dentro ha comportado que ahora cocinemos un 6,4% más entre semana y que las comidas en restaurantes se hayan reducido un 32,4%. Este hecho también explica el buen momento que está viviendo el delivery, que ha crecido un 31,5% respecto al mismo periodo del año anterior. De las ocasiones ganadas por este canal, 6 de cada 10 proviene de las que se realizaban en establecimientos y las otras 4 canibalizan a cocinar en casa.

El teletrabajo ha motivado que se polaricen ocasiones vinculadas a cómo consumimos dentro del hogar. “Hemos observado que, aunque ahora estamos más en casa, no siempre tenemos más tiempo y conocimiento para cocinar, motivo por el que estamos recurriendo al delivery y a las alternativas que nos ofrecen los alimentos de conveniencia. En cualquier caso, un 48% de los hogares asegura disponer de suficiente tiempo para cocinar, lo que significa un aumento del 4,6% versus los mismos periodos de 2019”, explica Edurne Uranga, Consumer Director en Kantar, división Worldpanel.

El aumento del teletrabajo también impacta en ocasiones como el desayuno, que es más completo y tardío que antes


El desayuno es otra de esas ocasiones en las que ha impactado el teletrabajo: se han perdido 5,9 millones de ocasiones a la semana y desayunamos más tarde, siendo ahora el desayuno más completo.

Por otro lado, ahora picoteamos más en casa, concretamente 6,3 millones de ocasiones semanales más, pero elegimos productos distintos a los que tomábamos fuera o cogíamos para llevar. La nueva normalidad también ha impulsado que llevemos a cabo un 5% más de ingestas a media mañana y meriendas en nuestros hogares. A pesar de esto, según Marcel Gomila, Usage Manager en Kantar, división Worldpanel, “el snacking en casa aún tiene recorrido para crecer y compensar las ocasiones que antes hacíamos fuera”.

Pese a todas las restricciones y nuevos hábitos que hemos adquirido, los datos de Kantar demuestran que en la nueva normalidad seguimos socializando, aunque a un ritmo menor. Asimismo, hemos trasladado parte de esas ocasiones a casa, donde hacemos especialmente comidas principales, a las que también dedicamos más tiempo de preparación. Precisamente, el desarrollo de ocasiones sociales en el domicilio ha impulsado el crecimiento de ciertas categorías, y las barbacoas han pasado a ser el método de preparación que más crece.

Incrementamos los snacking en casa y cambiamos mucho el menú elegido entre horas

De cara a las fiestas navideñas, Edurne Uranga señala que “aunque está claro que la Navidad de este año será diferente, está por ver cómo podremos capturar esas nuevas ocasiones de celebración en casa, teniendo sobre todo en cuenta que el año pasado hubo más de 240 millones de ocasiones fuera del hogar”. “Estamos ante un nuevo panorama que llega en un momento en el que el consumidor planifica más que nunca sus compras en base a la ocasión de consumo que hay detrás”, concluye.