Un 85% de los españoles afirma que adquiere frecuente o muy frecuentemente MDD o "marcas blancas" y un 50% estima que en el futuro este tipo de productos aumentarán en su cesta de la compra. Así lo han señalado la mayoría de los 1.009 españoles que han participado en una encuesta on-line realizada la empresa Opinea a una muestra representativa de las poblaciones española y francesa. El estudio compara la visión que de estos productos tienen los consumidores españoles y los franceses diferenciando entre 5 tipos de artículos: productos de alimentación, vestido y calzado, productos de belleza, de papelería y de limpieza. Entre un 65 y un 74% de franceses afirman que sus compras de productos de MDD se mantendrán estables en todas las categorías, es decir, que no esperan que aumenten, ni que disminuyan.

En cambio los españoles creen que comprarán más MDD en alimentación y papelería y que mantendrán estables sus compras de MDD en vestido y calzado, productos de belleza y de limpieza. Los jóvenes menores de 35 años son quienes afirman comprar productos de MDD con más asiduidad tanto en Francia como en España; excepto en las categorías de vestido/calzado y productos de limpieza ya que estas dos familias de productos han sido más señaladas por los mayores de 35 años como de compra habitual de productos de marca blanca. Los alimentarios son la primera categoría de productos de MDD comprados por los franceses (un 87%) y por los españoles (un 92%). Les siguen los productos de limpieza con porcentajes también muy similares (72% en Francia y 74% en España).

Los españoles afirman comprar productos de MDD en alimentación y cosmética en mayor porcentaje que los franceses, mientras que los franceses adelantan a los españoles en papelería y en vestidos/ calzados. De manera general, los productos de MDD son considerados como productos de buena relación calidad/precio, un 77% así lo señala tanto en Francia como en España. Sin embargo, hay otras cualidades de estos productos en las que la percepción de españoles y franceses muestra diferencias. Un 51% de los españoles los considera de buena calidad pero sólo lo hace así un 41% de franceses.

Los consumidores, tanto franceses como españoles, se muestran más recelosos si se les pregunta si creen que los productos de MDD son fabricados principalmente en su país, y algunos desconfían de que tengan un origen totalmente seguro y conocido, o de que respeten plenamente el medioambiente y sean innovadores. Aunque los españoles demuestran tener algo más confianza en las marcas de los distribuidores en todos estos aspectos.