La gran mayoría (90%) de los consumidores de ocho países, escogidos para Brandshare, el nuevo estudio de consumo de Edelman, quieren que los responsables de marketing compartan sus marcas de manera más eficiente. Sin embargo, tan solo un 10% de los consumidores piensa que hay alguna marca en particular que esté haciendo realmente bien esta labor. Dicho estudio, llevado a cabo entre encuestados de ocho países estudiados (Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania, Brasil, India y China), midió en seis dimensiones los niveles en los que la marca interactúa y comparte con el consumidor (dialogo, experiencia, metas, valores, producto e historia) y encontró un vínculo claro entre una interacción efectiva con la marca y su valor comercial.

"Brandshare es un valor y un principio organizativo que comienza al poner al público en el centro de la estrategia de marca y prioriza las actividades basado en los intereses y necesidades del público" ha declarado Jennifer Cohan, presidenta global de marketing de consumo en Edelman. El estudio revela que el hecho de que un producto sea más participativo es uno de los factores más significantes a la hora de influir en la decisión de compra. Una gran mayoría de los encuestados confirman que les gustaría participar en el proceso de diseño y desarrollo del producto. El público también demanda honestidad total acerca de la efectividad del producto. De las seis dimensiones de participación establecidas, el concepto "valores" es el que tiene una mayor demanda ente los consumidores.

Más del 92% de los encuestados quieren comprar y consumir marcas que compartan sus creencias. Una importante mayoría de la gente encuestada demanda marcas que les ayuden a alcanzar y hacer posibles sus metas personales. Esto se ve sobre todo en aquellas categorías de producto en las cuales la gente no confía del todo en sus conocimientos y experiencia, como en los servicios financieros o los de tecnología. Prácticamente la mitad de los encuestados en Francia, Estados Unidos y Brasil están de acuerdo en que las marcas deberían esforzarse por demostrar que comparten y apoyan las ambiciones de la gente.

La clave para la participación e interacción exitosa de una marca con los consumidores pasa por asegurarse de que se preocupa de los intereses de la gente tanto como de sus productos. Los consumidores continúan buscando una mayor profundidad en el diálogo con las marcas para percibir que se tiene en cuenta su opinión y se reacciona ante sus respuestas.