El segundo trimestre de 2015 registró un crecimiento interanual del 2% en el mercado de gran consumo en España, según los datos del informe "Growth Reporter", elaborado por la consultora Nielsen. Esta cifra refleja la propia evolución de la economía española, que anotó un incremento del PIB del 3,1% entre abril y junio en comparación con el mismo período del año anterior.

La recuperación económica se está apoyando principalmente en el consumo de los hogares, que en el segundo trimestre creció un 1%. Este dato corrobora el análisis de Nielsen que, a pesar de constatar que en la actualidad llenar la cesta de la compra es el 0,9% más caro, los consumidores aumentaron el 1,1% sus compras.

La recuperación del consumo doméstico queda patente en que, según el informe "Growth Reporter", España es el país que más creció en el segundo trimestre en comparación con las otras cuatro grandes economías europeas restantes. Alemania creció el 1,5%, mientras que Francia e Italia mejoraron el 0,6% y el 0,4%, respectivamente. Por el contrario, Reino Unido se dejó un 0,8% en un contexto de deflación. Además, el mercado de gran consumo en España evolucionó a un ritmo similar al del conjunto de Europa en el segundo trimestre del año, un 2,4%, favorecido por el alza del 1,7% en precios y del 0,7% en compras.

Según el director general de Nielsen Iberia, Gustavo Núñez, "los españoles están empezando a sentir algunos signos de la recuperación económica. Hace un año, por estas mismas fechas, el PIB crecía en torno al 1%, pero el mercado estaba plano. Ese escenario de deflación se está corrigiendo y el consumo se está manteniendo en positivo, síntoma de que existe una mejora de la confianza de los españoles, que, según nuestro propio Índice de Confianza del Consumidor, creció nueve puntos a junio con respecto a finales de 2014".