Las ventas europeas de productos de gran consumo han experimentado un repunte en el primer trimestre de 2013 tras cuatro trimestres consecutivos de desaceleración del crecimiento anual, según las últimas cifras dadas a conocer por la compañía Nielsen de información y conocimientos globales. Así, el crecimiento de las ventas en Europa durante el primer trimestre de 2013 alcanzó el 3,3% interanual, que fue de 2,8% en el trimestre anterior. La tasa de crecimiento de las ventas en valor ha disminuido en cada uno de los cuatro trimestres anteriores desde el 5,2% en el último trimestre del 2011, según se extrae del informe Nielsen Growth Reporter.

Turquía, Finlandia y Austria experimentan el mayor crecimiento de las ventas en el primer trimestre de los 21 países europeos medidos, mientras que el Reino Unido tuvo el mayor crecimiento de los cinco grandes mercados de Europa occidental. Grecia e Irlanda fueron los dos únicos países que experimentan una disminución interanual. Gustavo Núñez, Nielsen Market Leader para España y Portugal, explica “como consecuencia del ajuste presupuestario de los hogares, el mercado de productos de gran consumo en España desciende en volumen al igual que en Francia e Italia. Pero debemos remarcar que en estos 3 mercados, los precios se mantienen en niveles relativamente moderados”.

La inflación de los precios de productos de gran consumo en Europa hace que la mayor parte del crecimiento del valor nominal, sea de 3,1% en el primer trimestre de 2013, marginalmente superior al 3,0% que hubo en el último trimestre de 2012. Ocho de los 21 países tuvieron una inflación por encima del 3,0%, sólo Grecia y Noruega experimentaron un descenso.