La crisis sanitaria ha dado lugar a nuevos modelos de trabajo que, a su vez, han provocado cambios en los hábitos de alimentación de un 63,2% de los españoles. Esta es una de las principales conclusiones del informe “Preparados para Telecomer” elaborado por la Asociación Española de Fabricantes de Platos Preparados, Asefapre, con el objetivo de analizar cómo afrontan los españoles la ‘hora de la comida’ en la época del teletrabajo y cómo ha evolucionado en el último año.

De acuerdo con el estudio, el 26,2% de los españoles teletrabaja, mientras que un 22% sigue un modelo flexible que combina teletrabajo con desplazamientos a la oficina, y un 51,8% acude a su centro habitual para trabajar.

En este marco, “Preparados para Telecomer” revela que nos hemos acostumbrado a planificar nuestras comidas pensando en el corto plazo: el 66,9% asegura que piensa el menú el día anterior (frente al 54,6% que lo hacía en 2019); el 26,6% elabora un menú semanal y el 6,5% prefiere optar por una opción más cómoda y rápida, utilizando platos preparados y decidiendo en el momento cuál será el menú.

El 93% de los encuestados cocina a diario, mientras que el 6% elige la alternativa cómoda y segura de los platos preparados, y el consumo en restaurantes cae al 1%

Respecto al tiempo dedicado a preparar la comida, parece que la nueva situación ha animado a muchas personas a pasar más tiempo entre los fogones: el 73,7% asegura que dedica más tiempo a preparar la comida. En concreto, el 52% dedica más de una hora a cocinar (frente al 20,3% de 2019), mientras que el 42,6% emplea entre 30 minutos y una hora. Solo el 5,2% dedica menos de media hora a preparar la comida.

Álvaro Aguilar, secretario general de Asefapre, señala que la actual situación ha generado “un incremento en el consumo en el hogar y, por lo tanto, un auge de la búsqueda de productos de calidad y fáciles de preparar, que te permiten combinar el teletrabajo con una alimentación variada y equilibrada”.

De acuerdo con el estudio, el 93% de los encuestados cocina a diario, mientras que el 6% opta por los platos preparados, cifra que aumenta en casi cuatro puntos respecto a 2019, cuando un 2,3% optaba por esta opción. Por el contrario, la comida a domicilio o la opción de comer en un restaurante cercano han sufrido un fuerte descenso: apenas el 1% de los españoles recurre a ellas.