En dos de cada cinco bajas por jubilación de los socios al frente de los supermercados Covirán se consigue el relevo generacional. Un estudio interno de los últimos diez años realizado por la cooperativa constata que la sucesión generacional en los puntos de venta de Covirán se logra en un 41,6% de los casos, un proceso que ofrece garantía de éxito al ser, en la mayoría de las ocasiones, empresas familiares donde se acumula experiencia y se comparten conocimientos. 

La presidenta de Covirán, Patro Contreras, ha destacado la “importante” aportación que realizan las familias de emprendedores que forman parte de la Cooperativa y que apuestan en las sucesivas generaciones para dar continuidad a sus negocios. “En Covirán son muchos los socios que preparan a las nuevas generaciones para que asuman, con energía renovada y sobrados conocimientos, el liderazgo de los supermercados”, ha subrayado Contreras.

 Patro Contreras: “En Covirán son muchos los socios que preparan a las nuevas generaciones para que asuman, con energía renovada y sobrados conocimientos, el liderazgo de los supermercados”

Desde la cooperativa se ofrece asesoramiento personalizado, ayuda en la gestión y la oportunidad de trasladar conocimientos de forma permanente para competir con garantías de éxito.

En la actualidad, el 9,1% de la masa social de la cooperativa en España está o se encuentra próximo a la edad de jubilación, porcentaje que casi se duplica en el país luso (18,1%).

El sector integrado por las empresas de gran consumo, como es el caso de Covirán, despierta cada vez mayor interés entre los jóvenes, según el balance de la actividad formativa de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores Aecoc. Dicho informe refleja un crecimiento del número de jóvenes interesados por la innovación en el sector como salida profesional.

Proyecto ‘Continuar es posible’

En aquellas situaciones en las que no es posible garantizar el relevo generacional, Covirán abre la puerta a colectivos o personas que tengan por proximidad una relación directa con el supermercado. En este sentido, el proyecto piloto de emprendimiento social ‘Continuar es posible’, iniciativa que se desarrolla en colaboración con la Caixa, pretende implicar a colectivos o personas en riesgo de exclusión social que quieran hacerse cargo de la gestión del punto de venta, además de procurarles formación y dotarles de recursos para sacar el negocio adelante. 

“Con esta iniciativa, además de asegurar la continuidad del punto de venta, se ayuda a personas que por su situación económica lo tienen muy difícil para hacerse cargo del negocio”, ha explicado la presidenta de Covirán.  

Este proyecto para facilitar el autoempleo a personas con escasos recursos fue seleccionado por el Observatorio de Innovación en Gran Consumo del Instituto Cerdà como una de las 20 iniciativas más innovadoras de 2019.