Este jueves, 3 de septiembre, Alcampo y la Comunidad de Madrid, a través del Instituto Madrileño de Investigación, Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (Imidra), han firmado un convenio de colaboración para producir y comercializar variedades locales de melón. El director de Responsabilidad Social Corporativa y Comunicación Externa de Alcampo, Antonio Chicón González, y el consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Organización del Territorio de la Comunidad de Madrid, Jaime González Taboada, han presentado la iniciativa en el hipermercado de la cadena situado en el barrio de Moratalaz.

El convenio afecta a melones pertenecientes a tres variedades (piel de sapo tradicional, mochuelo y azul) que han sido recuperadas por el Imidra y que ahora podrán adquirirse hasta noviembre en todos los hipermercados que Alcampo tiene en la Comunidad. Desde el inicio de la campaña, el pasado 9 de agosto, se han vendido ya 3.250 kilos de estos melones madrileños. Antonio Chicón, incidió en el apoyo a la sostenibilidad de la agricultura que realiza Alcampo y que se suma a proyectos anteriores de colaboración con Imidra, como la recuperación de variedades autóctonas de tomate.

Jaime González Taboada, por su parte, señaló que una de las principales líneas de investigación del Imidra "es la recuperación de variedades tradicionales propias de la región que corrían peligro de desaparecer por su escasa producción y limitada distribución". A día de hoy se han recuperado cerca de 200 variedades hortofrutícolas autóctonas que estaban prácticamente perdidas y que se localizaban fundamentalmente en la sierra Norte y la Comarca de las Vegas. Una apuesta por el I D I aplicado al sector agrícola que se demuestra gracias al aumento del 8% en la partida destinada a proyectos de investigación en el presupuesto de Imidra para 2015.

Desde el año 2012 el Imidra ha realizado un estudio de las distintas variedades autóctonas de melón, siendo tres las seleccionadas para su reintroducción al cultivo: mochuelo, piel de sapo tradicional y azul. José Carlos Velasco Fernández, también presente en el acto de firma del convenio, fue uno de los agricultores que participaron en el estudio que el Imidra llevó a cabo en la finca de La Isla, destinando 2 hectáreas de regadío y 9 de secano a cultivar las tres variedades de Villaconejos que ahora se ponen a la venta en Alcampo.