Alcampo apuesta por la vuelta al pan tradicional, retornando a la fabricación propia de pan y ofreciendo en sus hipermercados 20 referencias de pan tradicional. Esta iniciativa responde al compromiso de la compañía con lo bueno, lo sano y lo local y a su apuesta decidida por los productos frescos de calidad y la recuperación de sabores de antaño.

Estos panes, que corresponden a los más vendidos, no contienen conservantes, y se elaboran a diario utilizando cinco tipos de masa, todas ellas con masa madre y con harinas procedentes de trigos españoles y molidas en molinos de piedra, "que aseguran la calidad y frescura del producto", explican fuentes de Alcampo.

Alcampo ha transformado las panaderías de sus hipermercados

Maestros panaderos han sido los responsables de la receta de estos panes, transfiriendo su saber hacer en cursos de formación en los que han participado 130 profesionales de oficio de toda España, teniendo una duración total de 7.300 horas.

Además, Alcampo ha transformado las panaderías de sus hipermercados, realizando reformas en sus obradores e incluyendo los elementos técnicos necesarios para trabajar artesanalmente, respetando los procesos tradicionales.