Aldi  ha abierto en Barcelona un nuevo supermercado en el distrito del Eixample, en la calle Muntaner, 45, muy cerca de la céntrica Plaça Universitat. La apertura de este establecimiento, que cuenta con una superficie comercial de 1.100 metros cuadrados y empleará a 18 colaboradores, se suma a la de hace unas semanas en el distrito de Sants-Montjuic, en la Plaça Joan Pelegrí, 1.

Estas dos nuevas aperturas forman parte de la apuesta de la compañía por Barcelona y Cataluña, donde suma en total 8 establecimientos en la Ciudad Condal, 43 en la provincia, y 69 en Cataluña. Las nuevas aperturas se enmarcan en el plan de expansión de la compañía que prevé abrir más de 20 nuevos supermercados durante este año, el 30% de ellos ubicados en Cataluña.

Además, la compañía ha anunciado que durante este verano ha contratado a más de 850 profesionales en toda España, el 43% de ellos en Cataluña y Baleares. A cierre de agosto de 2020, con las dos aperturas de Barcelona, Aldi contará con un total de 681 colaboradores en Barcelona provincia y 1.053 en Cataluña. A nivel español, cuenta con más de 4.500 profesionales en plantilla.

La compañía también ha destacado su apuesta por los productores locales, en este sentido el 80% del surtido de ALDI está formado por productos elaborados y cultivados en territorio nacional, que provienen de más de 400 proveedores, un 26% de ellos de Cataluña.

Jordi Filiberto, responsable de Expansión de Aldi en la zona, ha resaltado la importancia de esta nueva tienda por su visibilidad y su céntrica ubicación: “Esta apertura es un ejemplo más de la apuesta de Aldi por la ciudad de Barcelona y la provincia, donde ya contamos en total con 43 establecimientos. Su céntrica ubicación en el corazón del Eixample es una muestra de nuestro compromiso por estar lo más cerca posible de nuestros clientes, así, en menos de quince días hemos abierto dos supermercados urbanos en el centro de Barcelona”. La compañía ha explicado que tiene previsto para este año que cerca del 60% de los nuevos supermercados estén ubicados en centros de ciudades como Barcelona, Madrid, Sevilla o Valencia.

En línea con el compromiso de Aldi de reducir el consumo de energía y minimizar el impacto del cambio climático, la cadena de supermercados ha explicado que la nueva tienda apuesta por el CO2 como refrigerante, una alternativa más sostenible y eficiente que otras opciones disponibles en el mercado.

Debido al contexto actual, Aldi ha extremado en todos sus establecimientos las medidas de seguridad e higiene con el objetivo de garantizar la salud de clientes y empleados, siguiendo todas las indicaciones y protocolos definidos por las autoridades sanitarias. En esta línea, la compañía recomienda a sus clientes mantener la distancia de seguridad de un metro y medio recomendada entre personas y priorizar el pago con tarjeta o dispositivo móvil por motivos de higiene.