Aldi consigue ahorrar hasta 1.209,5 toneladas de plástico en un año. La eliminación del plástico en los envases de sus productos o la sustitución por plástico reciclado y material compostable son algunas de las iniciativas clave que ha impulsado la compañía para reducir el impacto del plástico en sus supermercados.

El ahorro de plástico más importante que ha logrado la compañía proviene de la sustitución de plástico por plástico reciclado. En ese sentido, Aldi está trabajando para garantizar que los envases de productos de marca propia de detergencia líquida contengan entre un 50% y un 100% de plástico reciclado. Además, la compañía ha anunciado el lanzamiento de un nuevo detergente de lavadora en refil de dos litros en formato eco recarga con un 70% menos de plástico.

Otra de las principales líneas estratégicas de Aldi es la eliminación del plástico en sus envases. En esta línea, la cadena de supermercados trabaja para eliminar definitivamente el plástico en sus productos de limpieza y de higiene como, por ejemplo, introduciendo bastoncillos de caña de azúcar biodegradable. Asimismo, hace un año, Aldi también eliminaba de su surtido todos los platos, vasos, cubiertos y pajitas de plástico de un solo uso.

Pero los cambios también afectan a otra categoría de productos: los briks de leche de marca propia – GutBio y Milsani – ya no tendrán film de plástico retractilado. Además, Aldi introducirá este año el envase EcoPack en su surtido de leche Milsani; un envase elaborado con materias primas que sustituyen la capa de aluminio interna de este tipo de recipientes.

Sustitución del plástico por materiales compostables

Entre las iniciativas más destacadas, este año Aldi cambiará las bolsas de plástico para fruta y verdura por bolsas elaboradas de material compostable y sigue analizando diferentes opciones para potenciar el uso de bolsas reutilizables que complementen el uso de bolsas de rafia, ya disponibles en sus más de 300 establecimientos. Además, Aldi fomenta la venta de productos a granel, como fruta y verdura, como medida para reducir el uso de bolsas de plástico durante el acto de compra.

Con estos cambios, y los que la compañía seguirá implementando, Aldi fomenta la concienciación de sus clientes, trabajadores y proveedores para hacer frente al reto de eliminar y reducir el consumo de plástico en sus supermercados.