Caprabo ha alcanzado el centenar de tiendas reformadas a su nuevo modelo de supermercado. Caprabo lleva a cabo un plan de transformación de sus tiendas por el que remodela toda su red hacia un modelo "centrado en la recuperación de los valores tradicionales del comercio, que incrementa el valor del producto fresco, la cantidad de productos en tienda y apuesta por la innovación, la capacidad de elección y los productos de proximidad", según define la empresa.

La compañía está invirtiendo por encima de los 80 millones de euros hasta 2016 en la transformación de su red. El supermercado reformado número 100 se encuentra en la provincia de Barcelona, en la localidad de Sant Cugat del Vallés, donde Caprabo cuenta con otras dos tiendas. Este supermercado abrió sus puertas el año 1997 y tiene una superficie comercial de 2.000 m2.

En Catalunya, el principal mercado estratégico de la compañía, el 35% de la red de supermercados Caprabo está adaptada al nuevo modelo, mientras que en Navarra, la compañía ha reformado un 46% de su red. Caprabo prevé finalizar el ejercicio (cierre 31 de enero 2015) con 120 tiendas reformadas en Catalunya y Navarra, por encima del 33% del total de su red de 364 supermercados convertidos en tiendas de nueva generación.

Nuevas franquicias

Por otra parte, Caprabo hace unos días ha abierto también dos nuevas franquicias en la provincia de Lleida, donde la compañía ya cuenta con 22 supermercados, 3 de ellos en régimen de franquicia. Con estas nuevas aperturas, Caprabo suma 34 tiendas franquiciadas. Los nuevos supermercados Caprabo están ubicados en las localidades de Torrefarrera y Artesa de Segre. Este último abrirá el próximo día 20 de noviembre.

La tienda en Torrefarrera tiene una superficie comercial de 300 m2, emplea a 3 personas y se encuentra ubicada en la Avenida de Lleida número 115. Por su parte, la franquicia de Artesa de Segre cuenta con una superficie comercial de 290 m2, emplea a 4 personas y está en la Carretera de Agramunt, número 90.

Durante 2014, Caprabo prevé avanzar en su expansión a través de franquicias, un modelo de crecimiento que le ha permitido abrir supermercados en localidades en las que no tenía presencia como Cubellas, Santa Margarida i els Monjos, Sant Martí de Tous, Falset, Vilaseca, Miralcamp, Rosselló, Vilobí d'Onyar, Cambrils, Pont de Suert, Les Borges del Camp, Torrefarrera, Artesa de Segre, Olot, Argentona y Andorra.