Caprabo amplía su apuesta por los productos de proximidad, de temporada y con sello de calidad. Esta semana ha introducido en sus supermercados mandarina clementina con sello Indicación Geográfica Protegida (IGP) de Terres de l´Ebre, provincia de Tarragona. La compañía espera duplicar la venta de estos productos de calidad en 2020.

Caprabo ha dado entrada en sus supermercados a más de 300 pequeños productores y cooperativas agroalimentarias y más de 2.600 productos. Caprabo avanza en su compromiso con la producción de proximidad y calidad y contribuye al fomento del conocimiento y consumo de los productos de la tierra y de productores agroalimentarios de las comarcas catalanas.

Caprabo se convirtió en 2017 en el primer supermercado en comercializar cítricos con sello Reserva de la Biosfera. Este sello avala que las empresas productoras de estos alimentos certificados respetan y fomentan valores sostenibles en el ámbito social, económico y medioambiental. Es decir, son empresas transparentes, responsables con el medio ambiente, con los consumidores y con los trabajadores.