La sede de Carrefour en París ha acogido la firma de cuatro importantes empresas al Estatuto de la Red Mundial de Empresas y Discapacitados de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Repsol, Sodexo, BNP Paribas e IBM son las nuevas integrantes junto a las once empresas que se unieron inicialmente, entre las que se encuentra Carrefour.

Al acto han acudido, entre otras personalidades, Mathilde Tabary, directora de Diversidad y Desarrollo Social en Carrefour y presidenta de la Red Mundial de empresas y Discapacidad de la OIT, Guy Ryder, Director General de la OIT y Ségolène Neuville, secretaria de Estado de Personas Discapacitadas y lucha contra la exclusión social en Francia.

La carta, creada el pasado mes de octubre, promueve el respeto a los derecho de las personas con discapacidad elevando el conocimiento y combatiendo el estigma y estereotipos a los que se enfrenta este colectivo, potencia el desarrollo de políticas y prácticas que protejan a las personas con discapacidad de cualquier forma de discriminación e impulsa la igualdad de trato y de oportunidades para personas con discapacidad ofreciendo una comodidad razonable durante el proceso de contratación, en el trabajo, aprendizaje, prácticas, mantenimiento de empleo, desarrollo de una carrera y otros términos y condiciones relevantes del empleo.

Durante el acto, Tabary ha asegurado que La Red Mundial de la OIT de Empresas y Discapacidad "ha acercado más a las empresas y otras organizaciones dedicadas a la inclusión de personas con discapacidad". Asimismo, Guy Rayder considera que "para la OIT, promover el trabajo decente de las personas con discapacidad es un objetivo fundamental".

Arturo Molinero, director de Recursos Humanos y Relaciones Externas de Carrefour España, afirma que "Carrefour tiene un compromiso con la sociedad y desde sus inicios, se constituye como una empresa responsable que, consciente del papel que juega en la sociedad, apuesta por realizar acciones de apoyo encaminadas a mejorar la situación de los más desfavorecidos".