Carrefour se define como una compañía omnicanal, multiformato y multimarca, lo que en la práctica se traduce en que orienta todos sus esfuerzos en crear una experiencia de compra en la que el cliente pueda utilizar y "viajar" entre sus diferentes formatos y canales, con la mayor comodidad y rapidez. Pascal Clouzard, que desde 2011 es director general de Carrefour España, ha pilotado en nuestro país la transformación vivida durante los últimos años por la empresa en su empeño por acercar al consumidor su propuesta comercial y de servicios: hipermercados, supermercados, pequeñas tiendas de proximidad o comercio online. Ahora, el Dirigente del Año de la Distribución 2016está viendo, además, como el cliente reconoce las virtudes de su formato, el hipermercado, y aprecia el ambicioso proyecto de digitalización desarrollado por Carrefour.

En España, el año 2016 se ha iniciado en positivo para Carrefour tras obtener una facturación durante el primer trimestre de algo más de 2.000 millones de euros. Según la información publicada por el grupo de distribución, en datos comparables y excluyendo el efecto del cambio de moneda y a perímetro constante, sin tener en cuenta el impacto de las ventas de combustible, las ventas de Carrefour España aumentaron el 3,4% interanual. El comienzo de la recuperación del formato hipermercado en España y la buena marcha de sus formatos de proximidad, a través de los supermercados Carrefour Express y Carrefour Market, han propiciado esta evolución. En la actualidad, la compañía es capaz de acercar al consumidor su propuesta comercial y de servicios a través de todos los canales de compra: desde los hipermercados hasta los supermercados, pequeñas tiendas de proximidad o comercio online accesible desde cualquier dispositivo móvil.

Carrefour, que iniciaba su andadura en el mercado español en 1973, ha vivido en primera persona la evolución del consumo alimentario en España. Durante los años transcurridos desde el desembarco en el mercado español, la compañía ha acompañado los cambios en los hábitos de consumo del país y observado como distintas generaciones y estilos de vida demandan otras opciones a la hora de hacer la compra. Ante este reto de transformación social, Carrefour España ha respondido emprendiendo en los últimos años un ambicioso proyecto global de adaptación a los nuevos gustos y necesidades del consumidor que le ha llevado a poner en marcha servicios novedosos para responder de forma eficiente a sus clientes.

El cambio más relevante de los últimos años vivido por la compañía, impulsado y liderado desde la dirección, ha estado en conseguir una profunda transformación digital. Es una evolución que, además, ahora impregna globalmente su estrategia y se extiende a todas las áreas de la empresa, desde procesos como la selección del talento a través de la web, la comunicación con el cliente a través de redes sociales o la digitalización de la información en sus hipermercados, entre otras acciones.

Puede leer el reportaje completo en el nº 1632 de la revista ARAL.