El confinamiento provocado por la crisis de la Covid-19 ha supuesto un antes y un después para el canal online del sector del Gran Consumo. Durante el I Retail Day, organizado por el área de Retail Knowlegde de Aecoc, se ha recordado que el e-commerce en alimentación no superaba el 2% de cuota de mercado en 2019 para pasar al 3,5% tras el confinamiento, con más de un millón de hogares usuarios. “El confinamiento ha llevado al e-commerce para Gran Consumo a cuotas previstas para dentro de cuatro años”, ha afirmado el responsable de Retail Knowledge de Aecoc, Pablo de la Rica, que ha aventurado que “el impulso logrado ha sido definitivo para el canal y se mantendrá”.

Los datos refuerzan esta previsión: el sector espera consolidar entre un 35% y un 45% del crecimiento logrado en el canal durante el estado de alarma. Por lo que respecta a los usuarios, según el barómetro de Aecoc Shopperview el 32% de los compradores afirma que durante el confinamiento empezó a comprar productos de alimentación online y un  61%  declara que utiliza el canal, ya sea de forma habitual u ocasional.

Del mismo modo, de todos los usuarios que se acercaron al online de alimentación por primera vez durante el confinamiento, tan solo el 17,5% afirma que dejará de comprar a través del canal, por un 11,6% que indica que hará la mayor parte de sus compras por internet y un 70,9% que adquirirá algunos productos.

“Parte de los consumidores que probaron el canal por primera vez han venido para quedarse y esto es una revolución para el sector: el online es ahora una obligación para todos los distribuidores”, la responsable de desarrollo comercial de Aecoc Retail Knowledge, Natalia Marcó.

Diego Sebastián: “En España partimos de una cuota de consumo online para Gran Consumo baja, pero la cuota de mercado del canal para dentro de cinco años sí debería estar por encima del 5%”

En este sentido, se estima que la cuota online de alimentación en Europa pasará del 3,8% registrado en 2019 al 10% en 2025. El director de e-commerce de DIA, Diego Sebastián, ha recordado que “en España partimos de una cuota de consumo online para Gran Consumo baja, pero la cuota de mercado del canal para dentro de cinco años sí debería estar por encima del 5%”.

De la Rica ha remarcado que la cuota del 3,5% lograda por el canal online durante el confinamiento hace referencia al servicio que la distribución fue capaz de ofrecer durante el confinamiento, no a la demanda registrada, que llegó de forma inesperada. Ante la avalancha de pedidos, la distribución lleva meses innovando en las estrategias para dar respuestas a los nuevos consumidores, con alianzas con compañías de delivery, apertura de almacenes provisionales y nuevas aplicaciones tecnológicas. “Es probable que en una próxima etapa aumenten estas nuevas soluciones para no perder esta oportunidad de negocio y hacer frente al triple reto que presenta: hacerlo rentable, eficiente y escalable”, ha concluido Marcó.
 
Sobre estas nuevas estrategias adoptadas por los distribuidores, el director general de Deliveroo, Álvaro Dexeus, ha destacado “el rol clave que tendrán las plataformas de delivery, que tiene una gran experiencia en la intermediación a gran velocidad. La ultraconveniencia abrirá todo tipo de nuevas oportunidades para los distribuidores”.
 
El director de Deliveroo ha coincidido con el director comercial de Ulabox, David Campoy, al afirmar que “será el consumidor quien decida hacia dónde se dirige el canal online en gran consumo; la clave del éxito será anticiparnos a sus expectativas”. En este sentido, Campoy ha ejemplificado el análisis explicando cómo “la seguridad fue una nueva necesidad surgida durante el confinamiento que el canal online podía ofrecer; muchos usuarios entraron al e-commerce de alimentación por esta razón y ahora el canal es capaz de cubrir muchas más misiones de compra que antes”.
 
Sobre el futuro del canal, Campoy ha indicado que el servicio de productos frescos será clave para convertir el online en el canal principal de muchos usuarios. “Existían prejuicios y miedos sobre la calidad de esta categoría de productos vendidos por internet, ya que el usuario no tiene la opción de elegirlos, pero durante el confinamiento recibieron sus pedidos y vieron que mantenían la calidad. Esa es la mejor forma de retener al usuario y romper barreras mentales”.

Ainhoa Oyarbide: “El consumidor busca seguridad, y los que nos hace estar seguros es lo que conocemos”

El I Retail Day de Aecoc Retail Knowledge también ha organizado mesas de debate sobre las tendencias que, además del e-commerce, marcarán el futuro inmediato de la distribución alimentaria, como son la proximidad y la relación calidad-precio. 
La directora de marketing y comunicación de Eroski, Ainhoa Oyarbide, ha destacado todas las vertientes que engloba el concepto de proximidad. “Hablamos de consumo más consciente, de seguridad y de confianza. El consumidor busca seguridad, y los que nos hace estar seguros es lo que conocemos”, ha concluido tras afirmar que “el compromiso con el entorno es una parte esencial de nuestros valores como marca”.
 
En la misma línea se ha expresado el director general de Ametller Origen, Josep Ametller, que ha considerado que “la proximidad no es una moda, sino una tendencia de unos consumidores que quieren saber qué comen. Ofrecer proximidad suponer hacer renuncias, ser fiel a tus principios como marca y no pervertir el concepto”
 
La proximidad está vinculada con lo que conocemos y con los que nos sentimos más cercanos, pero no vale todo en este eje; no debemos pervertir el concepto”. En la mesa también ha participado el director general de expansión de Carrefour, Ignacio Cobo, que ha destacado las iniciativas que ha llevado a cabo la cadena en los últimos meses para poner en valor los productos locales.
 
La jornada ha acabado con la mesa de debate ‘Vuelta a la necesidad de tener una buena imagen de precio’, en la que el director comercial de Sánchez Romero, Pascual Campos, ha destacado que “la competitividad no solo dependerá de los precios, sino que hay que demostrar al consumidor el valor de los productos”.