Consum implantará a partir del 1 de diciembre de 2013 una ayuda mensual de 150 euros para las trabajadoras de la cooperativa que sean víctimas de la violencia de género. Se trata de una paga mensual para apoyar a las mujeres que sufren o han sufrido esta situación, ayudando a dar cobertura a las necesidades económicas que puedan tener las afectadas. Dicha cantidad, así como la aplicación de la medida, será revisada anualmente por el Consejo Rector de Consum. "Hemos querido poner nuestro granito de arena para acabar con esta lacra social y ayudar a sobrellevar sus consecuencias a las mujeres afectadas. También es importante la concienciación, y por eso hemos presentado esta medida con motivo de la celebración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia de Género, previsto para el próximo lunes 25 de noviembre", afirmó el director de Personal de Consum, Evarist Casany.

Con independencia de esta ayuda mensual de 150 euros, Consum cuenta desde el 28 de diciembre de 2004, coincidiendo con la aprobación de la ley autonómica, con una serie de medidas de protección para las trabajadoras víctimas de la violencia de género, que engloban una serie de beneficios relacionados con la flexibilidad temporal y espacial en el trabajo. Además, en mayo de 2013, Consum firmó con la Conselleria de Bienestar Social un convenio de colaboración para contribuir a la sensibilización contra la violencia de género, así como facilitar la inserción socio-laboral de las mujeres afectadas.