Covirán ha reducido el 10% el contenido en azúcar, grasas y sal de 85 de sus 176 productos con el objetivo de prevenir la obesidad y el sobrepeso tanto en niños como en adultos, tras adherirse a la Estrategia de Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad (NAOS) del Ministerio de Sanidad. En la actualidad se trabaja en el resto de 91 referencias con la finalidad de acabar en el próximo año.

Dentro del surtido de productos de su marca propia figuran bebidas refrescantes, bollería, pastelería, lácteos, salsas, pan envasado, néctares de frutas, derivados cárnicos, aperitivos salados y galletas.

La presidenta de Covirán, Patro Contreras, con motivo del Día Mundial contra la Obesidad que se celebró el 12 de noviembre, ha valorado el paso dado para favorecer una alimentación saludable y equilibrada: “Nuestra cooperativa pone a disposición de los ciudadanos más productos con menos sal, menos grasas saturadas y azúcares añadidos, junto con otras iniciativas para incentivar la elección de alimentos sanos y promocionar hábitos de vida saludables”.

Además de colaborar en la actualidad en la lucha contra la obesidad infantil, en 2013 ya ratificó su adhesión al Código de Autorregulación de la Publicidad de Alimentos (PAOS) por la misma causa, teniendo en cuenta que las cifras de sobrepeso en menores de entre 6 y 9 años están entre las más altas de Europa.

“En Covirán nos preocupa la salud de la población adulta e infantil, y trabajamos para trasladar al cliente, con la ayuda de nuestros socios y supermercados, los beneficios de una alimentación saludable”, ha subrayado la presidenta de la cooperativa.