Más de 200.000 hogares de A Coruña podrán realizar su compra través de dia.es y recibirla en sus hogares el día y hora que elijan. La llegada del servicio de compra online a esta población responde al deseo de la compañía de dar respuesta a la creciente demanda de sus clientes, y al de seguir incrementando su capacidad para llegar a toda la población.

De esta forma, la compañía preparará una media de 20 pedidos online diarios desde la tienda Día Maxi de la Carretera de Baños a Arteixo, en A Coruña, y desde allí los enviará a los hogares coruñeses en seis franjas horarias repartidas entre las 10.00 y las 22.00 horas, de lunes a sábado. Para ello, se ha reforzado la plantilla de la tienda con preparadores de pedidos online, más conocidos como pickers, y con un transporte exclusivo de reparto a domicilio.

La compañía llegó el pasado mes de marzo a un acuerdo con Glovo para repartir pedidos a domicilio desde una red de 12 tiendas de Galicia, gracias al cual han podido acceder al servicio 393.000 nuevos hogares

"Para dar respuesta a la creciente demanda de los clientes coruñeses, nos hemos adaptado en un tiempo récord implementando el servicio de venta online en esta localidad, que nos permite llegar al mayor número de hogares en el menor tiempo posible” comenta Diego Rey, director regional de Dia Galicia.

En una primera fase, el servicio de compra online de Dia alcanzará los once códigos postales de la ciudad de A Coruña, y en un futuro próximo se ampliará a otras localidades de la periferia, como Arteixo y Oleiros. Este servicio ya funcionaba hasta la fecha proporcionando su compra a 253.000 personas de cinco localidades de Pontevedra, concretamente de Vigo, Redondela, Mos, O Porriño y Pazos de Borbén.

La compañía llegó el pasado mes de marzo a un acuerdo con Glovo para repartir pedidos a domicilio desde una red de 12 tiendas de Galicia, gracias al cual han podido acceder al servicio 393.000 nuevos hogares. Asimismo, con el fin de garantizar una compra online segura, ambas compañías han reforzado las medidas de higiene utilizando guantes y mascarillas en la preparación y entrega de los pedidos. Al mismo tiempo, el repartidor deja la compra en la puerta del cliente a una distancia de seguridad de dos metros y se encarga de firmar el pedido en su nombre, eliminando cualquier contacto físico.