ARAL Digital.- Cada hogar español destinó 369 euros a sus compras de alimentación durante la pasada Navidad, entre el 5 de diciembre y el 1 de enero, lo que supone un aumento del 1,6% respecto al gasto de la campaña anterior, según el informe 'Navidad y consumo 2011', de la consultora Kantar Worldpanel. Aunque este mayor gasto por hogar ha permitido al sector crecer un 2,1% en valor respecto a las navidades anteriores, el mercado se encuentra todavía en niveles de facturación anteriores a 2009.

El consumidor ha gastado un 1,6% más, pero ha llenado sus cestas con un 2,6% más productos, lo que significa que ha conseguido pagar un 1% menos por su compra. La consultora explica que el consumidor ha seguido comprando más marca blanca, ha acudido a canales de compra de bajo precio y ha adaptado su lista de la compra. En concreto, la marca de la distribución alcanzó una cuota del 29,4% en el negocio de alimentación envasada y bebidas durante las cuatro semanas de diciembre, 1,6 puntos más que en las navidades de 2010. Cada hogar gastó 53,5 euros en estas marcas durante las fiestas, cuatro euros más. No obstante, también ha aumentado el gasto destinado a marcas de los principales fabricantes, que en diciembre se situó en 62,6 euros por hogar, 1,2 euros más. La cuota de marcas líderes se situó en diciembre en el 34,5% del mercado en valor.

Según el estudio, los productos típicos de la Navidad no escapan a los efectos de la crisis, ya que "bien pierden presencia en las mesas o se adquieren en sus versiones más económicas". Así, los productos más estacionales pierden compradores en diciembre (turrones, gambas y langostinos y carne de ovino). En los que no se ha prescindido, sí se ha recortado el gasto, como el jamón ibérico, por el que se ha pagado 54 euros en cada compra, 13 euros menos que en 2010.