El hipermercado Eroski de Berango ha inaugurado su transformación al nuevo modelo comercial "contigo", cuyos ejes se centran en un trato más personalizado al cliente, una fuerte apuesta por los productos locales y frescos de temporada, la promoción de la alimentación saludable y nuevas formas para ahorrar en la compra diaria. El objetivo es ofrecer una nueva experiencia de compra adaptada a las necesidades y valores del consumidor de hoy. Las obras han supuesto una inversión de 880.000 euros.

Las obras de remodelación, que arrancaron a comienzos de marzo, se han centrado especialmente en el área de frescos que se ha renovado completamente y ofrece una nueva dimensión a los productos locales de temporada. Entre estos productos destaca la oferta de pan de Larrabetzu, txakoli de Butroi-Gatika, salchichas de Zamudio y morcillas de Getxo. El reinaugurado hipermercado en Berango de la cooperativa amplía su plantilla hasta las 93 personas, con la creación de trece puestos de trabajo. El equipo ha recibido 960 horas de formación.

La cooperativa colaboró el pasado año con más de 2.000 proveedores vascos con un volumen de compras superior a los 600 millones de euros anuales.