Eroski ha estrenado la primera gasolinera de esta cooperativa en Mallorca y segunda en Baleares, ya que la cadena ya cuenta con otra estación de servicio de características similares en Sant Lluís, Menorca. La estación de servicio de Binissalem cuenta con un surtidor, con dos calles de servicio. Tiene capacidad para almacenar hasta 60.000 litros de combustible, repartidos entre gasóleo A (40.000 litros) y gasolina súper 95 (20.000 litros), las dos modalidades de combustible más demandadas. Eroski prevé el paso de más de 80.000 vehículos al año y un incremento asociado de las ventas del supermercado del 4%.

La iniciativa, según Alfredo Herráez, director de Eroski en Baleares, responde a la voluntad de Eroski por ofrecer a sus clientes un ahorro significativo en un bien de gran consumo como es el combustible, "como venimos haciendo desde siempre con los productos de nuestros supermercados", ha argumentado. "Nos diferenciamos, entre otras cosas, por el ahorro que generamos a nuestros clientes a través de su tarjeta Eroski Club, que también puede ser utilizada en las gasolineras Eroski para obtener puntos Travel Club y canjear el ahorro acumulado por combustible gratis", ha explicado Herráez.

En cuanto al plan de expansión de esta línea de negocio en Baleares, Alfredo Herráez ha anunciado nuevas aperturas, sin concretar ubicaciones ni fechas.