Gureak y Eroski han abierto en Vitoria de su tercer supermercado gestionado íntegramente por personas con discapacidad. Situado en la calle Manuel Iradier, 78 de la capital alavesa, este supermercado franquiciado Eroski/city cuenta con once empleados y dispone con una sala de ventas de 450 m2 en los que se ofrece un surtido de 3.500 productos, junto a una amplia oferta de alimentos frescos, especialmente frutas y verduras locales de temporada. La tienda dispone además de horno propio para garantizar la frescura de la panadería de elaboración diaria.

Con esta inauguración, Vitoria suma el segundo supermercado de estas características ya que el pasado septiembre fue inaugurado otro en la calle Libertad que emplea a catorce personas. El tercer establecimiento está situado en la localidad guipuzcoana de Azpeitia.

"Hace año y medio arrancamos una iniciativa pionera de innovación social con la ilusión de poder hacerla extensiva. El balance positivo de las dos experiencias anteriores ha impulsado este tercer proyecto y confirma la competitividad de nuestro modelo de tienda franquiciada, abierta a ser compartida con emprendedores, cooperativas y empresas de la economía social con el objetivo de crear empleo y riqueza en nuestro entorno y de avanzar en la diversificación del empleo social", ha destacado el director de Franquicias de Eroski, Enrique Martínez.

Por su parte el director general de Gureak, Iñigo Oyarzabal, ha afirmado que "contamos con un modelo consolidado de empleabilidad para personas con discapacidad que genera nuevas oportunidades de desarrollo personal y profesional para quienes tienen más necesidades de apoyo. El modelo de franquicias de Eroski se adapta perfectamente a nuestras necesidades y nos permite trabajar en contacto con el público, visibilizando así las capacidades que tenemos todas las personas".

"El balance de las experiencias en Azpeitia y Vitoria-Gasteiz es muy positivo, los clientes valoran especialmente la amabilidad y atención por parte del personal. La práctica en estos establecimientos nos ha permitido depurar la adaptación de todos los puestos de trabajo a distintas capacidades, ha detallado Oyarzabal.