Eroski avanza en su apuesta por una alimentación más sostenible con la incorporación del certificado de bienestar animal y un envase más sostenible a la gama de leche local que comercializa bajo su marca propia. La cooperativa ha implantado estas soluciones en su red comercial de Galicia y Baleares. Eroski prevé extender medidas similares en los próximos meses a País Vasco y Navarra.

La certificación bienestar animal de la leche de Aenor está basada en el proyecto europeo Welfare Quality que ha desarrollado sistemas para evaluar y controlar la calidad del bienestar animal en granjas y mataderos. Este certificado garantiza una buena alimentación, alojamiento, salud y un comportamiento natural de las vacas que producen la leche. De esta forma se examinan y certifican buenas prácticas en bienestar animal respetuosas y sostenibles que son garantía para los consumidores de que se aplican una serie de medidas estandarizadas y consensuadas a nivel europeo que velan por el bienestar animal en todo el ciclo productivo.

“En Eroski estamos comprometidos con un modelo alimentario sostenible y avanzamos para ofrecer al consumidor nuevas opciones para una alimentación más saludable y más responsable” ha afirmado el director de Salud y Sostenibilidad de Eroski, Alejandro Martínez Berriochoa. “El bienestar animal es un relevante eje de trabajo en los pliegos de condiciones que requerimos a nuestros proveedores para los productos de origen animal, señaladamente para aquellos de nuestras marcas propias”.

Envase sostenible

Además del certificado, la leche de Galicia y Baleares se comercializa en el envase EcoPlus que es más sostenible al generar un 28% menos de emisiones de CO2 que otros envases de cartón estándar. Además de tener una huella de carbono menor, este envase está fabricado con un 82% de material renovable, cuya procedencia de bosques gestionados de forma sostenible está garantizada con el sello FSC; y sin aluminio, único de estas características en el mercado, y que facilita su reciclabilidad, dando respuesta así a la creciente demanda de productos sostenibles por parte de los consumidores conscientes de la actual situación del medio ambiente.

“Con este nuevo envase damos un paso más en nuestro compromiso por facilitar una alimentación más sostenible a nuestros consumidores reduciendo el impacto ambiental de los procesos, tiendas y productos. Como parte de nuestra estrategia para luchar contra la contaminación por plásticos, en Eroski mantenemos el compromiso de ecodiseñar el 100% de los envases de productos de marca propia para el 2025 con el fin de que sean 100% reciclables, reducir un 20% las toneladas de plástico que comercializamos y potenciar el uso de materiales reciclados y de origen renovable”, ha añadido Martínez Berriochoa.