Eroski Club, el programa de relación y fidelización de la cooperativa Eroski, cumple su primer año con 2,5 millones de socios-cliente. Los usuarios de la tarjeta disfrutan de mejores precios en determinados productos, cuentan con ofertas exclusivas y descuentos personalizados que se acumulan como saldo disponible en la propia tarjeta, además de todas las ventajas del programa Travel Club, y tienen acceso a los distintos canales de participación de los socios-clientes en la cooperativa.

Durante el último año, Eroski ha transferido un ahorro de 110 millones de euros a sus clientes, de los cuales la mitad corresponden ya a descuentos personalizados en función del perfil de compra y exclusivos para los socios-cliente. "Hemos avanzado mucho en nuevas formas de generar ahorro para nuestros socios-cliente, con promociones exclusivas para los socios de la tarjeta y lo hemos logrado manteniendo la calidad de nuestros frescos o el compromiso con los productos locales y mejorando la amplitud de surtido para una mayor libertad de elección", apunta el director de Marketing de Eroski, Martin Gandiaga.

"Eroski Club es una pieza fundamental del nuevo modelo comercial "contigo" que está suponiendo un gran cambio cultural en nuestra organización y otorga un protagonismo renovado al socio-cliente, en coherencia con nuestra identidad como cooperativa de consumo". En la actualidad, el 73% de las ventas de Eroski están englobadas bajo su programa de fidelización.

Tras un año de andadura, Eroski Club está formado principalmente por familias con hijos en el hogar, quienes representan en torno al 40% de los socios-cliente. Son también éstos los más intensivos en el uso de la tarjeta en todos los negocios del Grupo: supermercados, hipermercados, gasolineras, ópticas o agencias de viajes, e incluso, son los principales usuarios del supermercado online, así como del uso de la tarjeta Eroski Club en otros establecimientos adheridos al programa Travel Club.