Seis activos inmobiliarios comerciales donde Eroski desarrolla su actividad de hipermercados en régimen de alquiler y cuyos términos principales de los contratos de arrendamiento continuarán vigentes se han vendido al gestor de activos especialista, ICG. La transacción incluye cinco inmuebles propiedad de la sociedad inmobiliaria Armuco S.L., en la que Eroski participa en un 45% de su capital y un sexto activo inmobiliario perteneciente íntegramente a Eroski.

"Esta operación ha permitido a Eroski recuperar la inversión financiera que mantenía en la sociedad inmobiliaria Armuco y se enmarca dentro de las desinversiones en activos no estratégicos que está llevando a cabo durante los últimos años", según se indica desde la compañía. La cooperativa ha sido asesorada en esta operación por Cushman & Wakefield y por los asesores legales DJV Abogados y LKS Abogados.

La operación se ha realizado en régimen de "sale & lease back" mediante un contrato de arrendamiento triple neto a 21 años

El director financiero de Eroski, Jose Ramón Anduaga, ha valorado muy positivamente la operación en un momento en el que el mercado inmobiliario en España ha vuelto a recuperar el interés de los inversores. "Es una operación que acelera nuestro plan de transformación hacia una empresa más competitiva y más focalizada en nuestras fortalezas de negocio principal" ha concluido Anduaga.

Eroski ha cumplido con sus compromisos con las entidades financieras y durante los últimos tres años ha amortizado deuda por un total de 646 millones de euros. Actualmente aborda una negociación con la banca por un importe de 1.566 millones de euros para seguir reduciendo su desapalancamiento financiero a un ritmo ajustado a la generación de recursos y las inversiones. Al inicio de la crisis, la deuda con las entidades finacieras superaba los 3.800 millones de euros.

Todos los activos se localizan en el País Vasco y se sitúan en el cuartil superior de rendimiento de la cadena de hipermercados vasca

Chris Nichols, director general de Sale and Leaseback en ICG, ha indicado al respecto de la operación que "ilustra el fundamento de la inversión de ICG, basada en el arrendamiento a largo plazo de activos de primordial importancia para Eroski dada la ubicación y calidad inmobiliaria, así como la rentabilidad de las tiendas. Estamos satisfechos de la asociación con Eroski en esta transacción y de haber adquirido seis activos en ubicaciones estratégicas para Eroski. La transacción es un excelente ejemplo de cómo ICG puede ofrecer inversiones robustas en los mercados europeos de sale & lease back y arrendamiento a largo plazo. Tenemos un buen pipeline de operaciones y estamos buscando nuevas oportunidades, tanto en España como en todo el mercado europeo".