Grupo Eroski cerró las cuentas del primer semestre de su año fiscal (desde 1 de febrero a 31 de julio de 2015) con una reducción de sus pérdidas en un 12%, hasta 27 millones de euros, según ha informado la compañía en un comunicado. La cooperativa ha indicado que los planes puestos en marcha para mejorar la eficiencia interna han permitido reducir los gastos de explotación en 11 millones de euros, impulsando una mejora del 68% en el resultado antes de impuestos, la mejor cifra de resultado de la compañía en los últimos ocho años.

La facturación de la compañía se ha estabilizado en los 2.966 millones de euros respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, impulsada por la extensión del nuevo modelo comercial 'contigo' y de la expansión de franquicias, y a pesar del muy bajo precio del combustible. Por su parte, se mantiene también estabilizada la generación de Ebitda en los 95,4 millones de euros, en un semestre en el que se ha transferido al consumidor un ahorro de 49,2 millones de euros a través de ofertas y promociones.

Además, los gastos financieros mejoraron un 16% en un semestre en el que se rubricó el acuerdo para la reestructuración de la deuda con las entidades financieras y en el que se han amortizado 70 millones de euros cumpliendo con los compromisos adquiridos. También en este periodo se ha realizado el traspaso del lote de tiendas que componen la desinversión en la región Centro-Sur.

El grupo ha explicado que se han formulado las cuentas correspondientes al primer semestre de 2015 aislando del dato consolidado la actividad que no tendrá continuidad por la venta de un lote de supermercados en la zona Centro-Sur. Al mismo tiempo, los datos correspondientes al mismo periodo en 2014 han sido reexpresados teniendo en cuenta esta desinversión y la desconsolidación de la sociedad Inmobiliaria Gonuri Harizartean S.L. de las cuentas del grupo a fin de poder establecer una comparación equitativa.

538 nuevos puestos de trabajo

Entre febrero y julio de este año, Eroski ha creado 538 nuevos puestos de trabajo a través de la remodelación de sus tiendas propias al nuevo modelo comercial 'contigo' y la apertura de nuevas tiendas franquiciadas.

Durante estos seis meses, la firma ha acelerado la transformación de su red de tiendas al nuevo modelo comercial 'contigo' que busca radicalizar su diferenciación con una atención más personalizada al cliente, una mayor especialización en frescos y un gran protagonismo de los productos locales de temporada. En concreto, en este semestre la compañía ha invertido 32,3 millones de euros que se han destinado a transformación de 61 establecimientos, 8 hipermercados y 53 supermercados.

Además, ha abierto 52 nuevas tiendas franquiciadas para lo que ha realizado una inversión superior a los 11 millones de euros, que le permite avanzar en su estrategia de expandir su red, y prevé concluir el ejercicio con 100 nuevos supermercados franquiciados.