El hipermercado Eroski de Gernika ha inaugurado su transformación al nuevo modelo comercial "contigo. El objetivo es ofrecer una nueva experiencia de compra más adecuada a las necesidades y valores del consumidor de hoy. Las obras han supuesto una inversión de 865.000 euros. Las obras de remodelación, que arrancaron a mediados de febrero, se han centrado especialmente en el área de frescos que se ha renovado completamente y ofrece una nueva dimensión a los productos locales de temporada. Entre estos productos destaca la oferta de pan de Ajangiz, elaborado con masa madre, alubia de Kortezubi y txakoli de Morga.

El hipermercado de Gernika amplía su plantilla, con la creación de trece puestos de trabajo, hasta las 93 personas. El equipo ha recibido más de 830 horas de formación para ofrecer mejores soluciones a los clientes y profundizar en la autogestión de los propios equipos de profesionales que trabajan en la tienda. Entre las novedades destaca la apuesta por la atención personalizada en todas las secciones. El nuevo hipermercado apuesta además por la convergencia con el comercio electrónico para la comercialización de un amplio catálogo de productos de equipamiento (textil, bazar, electrodomésticos, etc.) que son ofrecidos al cliente con una renovada atención personalizada y se entregan directamente en el domicilio con todas las garantías ofrecidas por Eroski.

Por otra parte, Eroski ha transformado sus dos supermercados en Bergara para adaptarlos al nuevo modelo comercial "contigo". Los establecimientos están situados en las calles Simón de Arrieta y Leizeaga de la localidad y su remodelación ha supuesto una inversión de medio millón de euros.

Los establecimientos transformados en Bergara amplían su plantilla, con la creación de cinco puestos de trabajo en el supermercado de Simón de Arrieta y seis en el caso de Leizeaga. Los equipos de ambas tiendas han recibido más de 1.500 horas de formación, centradas en las áreas de carne, pescadería y fruta y atención al cliente.