Grupo Eroski cerró sus cuentas, a 31 de enero de 2014, con un beneficio operativo de 41,4 millones de euros, multiplicando por más de seis veces los 6,3 millones del ejercicio anterior, lo que supone un fortalecimiento de su actividad comercial ordinaria. La mejora de la eficiencia interna de los procesos ha permitido también incrementar ligeramente el Ebitda durante el ejercicio 2013, hasta los 269 millones de euros, fruto de la reducción de los gastos operativos en 161,8 millones de euros, casi el triple que el año anterior.

La facturación continuó viéndose afectada por la desfavorable coyuntura económica y la debilidad del consumo, con un descenso del 4,39% con respecto al ejercicio anterior, alcanzando los 6.698 millones de euros. Los planes de actuación puestos en marcha por la compañía han permitido que la tendencia de ventas haya mejorado en la segunda parte del año 3,99 puntos porcentuales con respecto al primer semestre.

La importante mejora del resultado operativo y el aumento del Ebitda, muestran la solidez de la actividad comercial de la compañía. Fruto de ello, Grupo Eroski redujo sus pérdidas en 19 millones de euros durante 2013, arrojando un saldo negativo de 102 millones de euros, un 15,7% menos que el ejercicio anterior. Esta mejora del resultado se produjo incluso habiendo incrementado los gastos financieros en 14 millones de euros y tras un ajuste de precios que ha transferido al consumidor un ahorro de 79 millones de euros.

Durante 2013, Eroski ha amortizado su deuda en 71 millones de euros y actualmente está negociando su reestructuración con las entidades financieras con el objetivo compartido de establecer un marco financiero más sostenible para los próximos años.La amortización de deuda de los últimos cinco años asciende a 1.255 millones de euros.

Por su parte, la sociedad Eroski S.Coop. obtuvo un Beneficio Operativo antes de deterioros (sin provisiones) positivo de 94,8 millones de euros en consonancia con años anteriores. Fruto de las fuertes provisiones que alcanzaron los 263 millones de euros, siguiendo un sólido criterio de prudencia que sanea notablemente su balance, la cooperativa contabilizó un resultado negativo de 168 millones de euros. La cooperativa concluye 2013 con unos fondos propios de 1.219 millones de euros.

Por su parte, Caprabo ha cerrado el ejercicio 2013 con una mejora de su resultado operativo del 66% hasta alcanzar los 17,6 millones de euros, con una facturación de 1.364 millones y 17 nuevos supermercados. Por otro lado, Vegalsa alcanzó los 264 establecimientos en 2013, tras asumir la gestión comercial de los supermercados del Grupo en León, Asturias, Zamora y Palencia, alcanzando una facturación de 939 millones de euros.