Hijos de Luis Rodríguez ha inaugurado recientemente dos nuevos supermercados en las localidades de Cangas de Onís (Asturias), donde ha abierto su primera franquicia minymas, y Riaño (León).

El nuevo minymas de Cangas de Onís, que da empleo a cuatro personas, está ubicado en el número 4 de la calle San Pelayo. La tienda cuenta con una sala de ventas de 200 metros cuadrados, con dos líneas de caja, secciones de frutería y panadería en libre servicio, combinado con venta asistida. Con más de 10 metros de murales de frío y 5 metros de congelados, ofrece un amplio surtido para dar servicio (los siete días de la semana) a las diferentes necesidades de los consumidores.

Fieles a su concepto de tienda de alimentación de proximidad, la franquicia de Hijos de Luis Rodriguez trata de establecer y consolidar pequeños supermercados, además de modernizar las tiendas tradicionales, dotándolas de las herramientas necesarias para poder realizar su actividad con un nuevo modelo de gestión.

Por su parte, el nuevo supermercado masymas de Riaño cuenta con 900 metros cuadrados de sala de ventas, en el Polígono de Riaño, así como con gasolinera -cuya apertura se producirá en las próximas semanas- y parking para 68 plazas.

El establecimiento, que dará empleo a 20 personas, está dotado de áreas de descanso próximas a las secciones de carnicería, charcutería y pescadería, que permiten al cliente poder descansar mientras espera el turno para ser atendido, así como cargar de manera gratuita sus dispositivos electrónicos. Con el ánimo de que la compra sea más atractiva para los más pequeños de la familia, el supermercado tiene instaladas tablets con juegos divertidos muy próximas a las áreas de descanso.

Además, la sección de panadería incluye un obrador de comidas preparadas y asados que se mantienen en vitrinas atemperadas a 65 grados de temperatura.

Por otro lado, este nuevo supermercado masymas responde al modelo de tienda sostenible, con mejoras en las instalaciones para una mayor eficiencia energética.