Bilbao, Madrid y Girona son las tres ciudades por las que Lidl ha apostado en esta nueva tanda de aperturas.

La capital de la provincia vizcaina acogerá una de estas tiendas, que se situará en la calle Mª Díaz de Haro, 14. Además, el pasado 10 de junio, la compañía también reabrió su tienda situada en la calle Autonomía número 1 de la misma ciudad, tras una remodelación de sus instalaciones que ha supuesto la ampliación de la sala de ventas, hasta alcanzar los 1.500 metros cuadrados de sala. Cuenta con un horario comercial de 9:15 a 21:15 horas de lunes a sábado, ha contratado a 5 nuevos empleados.

Por su parte, Madrid se ha convertido en uno de los principales focos de la expansión de Lidl en el país. En 2020 puso en marcha ocho establecimientos, entre ellos su tienda número 600 ubicada en Tres Cantos. El nuevo punto de venta madrileño se sitúa en la calle Fuencarral, 101. Para ello, ha invertido 3,5 millones de euros para su construcción y equipamiento y ha creado 46 nuevos puestos de trabajo..

El nuevo establecimiento de Madrid se convierte en la tienda urbana más grande de España y referente en la zona centro, con más de 1.660 metros cuadrados de sala de ventas

El nuevo establecimiento se convierte en la tienda urbana más grande de España y referente en la zona centro, con más de 1.660 metros cuadrados de sala de ventas, en los que, en línea con la apuesta de Lidl por una alimentación saludable, los productos frescos tienen un amplio protagonismo y se complementan con distintas referencias regionales, como algunos vinos propios de la zona.  

Por su parte, tras su reapertura, el establecimiento de Girona, ubicado en la Avenida Francesc Macià s/n., pasa de 751 metros cuadrados a 1.300 metros cuadrados de sala de ventas. 

En el caso de Girona se trata de una reapertura tras la ampliación del local de L'Escala. Actualmente en la provincia de Girona, la compañía cuenta con más de 305 empleados directos y gracias a su actividad genera más de 3.400 empleos adicionales indirectos e inducidos (1,05% del total) distribuidos en 17 establecimientos. El establecimiento cuenta con un equipo de 26 empleados. Para impulsar el consumo de productos locales entre sus clientes, Lidl está identificando estos artículos de kilómetro cero con un sello distintivo bajo el lema “És d’aquí, és bo”, en sus cerca de 120 tiendas de Cataluña.