Lidl ha decicido ampliar la venta online de alimentación y frescos a Barcelona y Valencia. Tras el éxito cosechado en Madrid, la compañía ha decidido ahora ampliar su colaboración con Lola Market y extender el servicio a estas dos nuevas ciudades. En concreto en toda Barcelona y en buena parte del área metropolitana de Valencia.

Carlos González-Vilardell, director del área de Marketing, Comunicación y Digital de Lidl en España, asegura que “la colaboración con Lola Market en Madrid está siendo muy satisfactoria y los usuarios están encantados con el servicio. Nuestro cliente de la capital está viendo en este servicio una alternativa para realizar la compra de alimentación y frescos en Lidl y valora especialmente que nuestros productos se vendan al mismo precio que en las tiendas. La ampliación del servicio a dos nuevas grandes ciudades nos permitirá seguir ganando experiencia en la venta online de alimentación y conocer mejor los gustos del consumidor”.

Luis Pérez del Val, CEO y fundador de Lola Market, por su parte afirma que “la gran acogida de nuestros usuarios de Madrid nos ha impulsado a ampliar el acuerdo con los supermercados Lidl a Barcelona, buena parte de su área metropolitana y Valencia. Además, aumentamos nuestra oferta de supermercados con las mejores condiciones de precio, ofreciendo el mismo precio que en la tienda física, así como el servicio de Personal Shopper en dos ciudades estratégicas para nosotros”.

Los precios serán los mismos que en la tienda física, además, los clientes también podrán adquirir en breve a través de Lola Market los más de 250 artículos que conforman el surtido de Navidad de Lidl.

Comprar en Lidl a través de Lola Market

Para comprar los productos de alimentación y frescos de Lidl a través de internet, es necesario acceder a la plataforma Lola Market (vía web o app). Una vez introducido el código postal de entrega así como seleccionada la correspondiente tienda, el cliente debe realizar la compra online y elegir la franja horaria en la que desee recibir el pedido. A continuación, un personal shopper (específicamente formado para seleccionar los mejores productos frescos) acude al punto de venta y completa el proceso de compra. Finalmente, un repartidor entrega el pedido en el domicilio especificado por el cliente.

El coste del envío es fijo e independiente tanto del volumen de la compra como del número de artículos adquiridos. Para promocionar el servicio, Lidl ofrece 10€ de descuento en la primera compra para pedidos superiores a 35€.